En 1995, Jean-Dominique Bauby, padre de dos niños y director de la revista Elle en París, sufrió una apoplejía masiva y cayó en coma.

Cuando recuperó la conciencia, estaba paralítico, no hablaba y lo único que podía mover era el párpado izquierdo. Pero su mente estaba intacta, y durante el año siguiente fue capaz de dictar un libro moviendo ese párpado para indicar cada letra mientras otra persona le leía el alfabeto.

Bauby murió poco después de la publicación de su libro. Es un testimonio crudo y emotivo de la vida que tuvo que inventarse mientras permanecía atrapado en su propio cuerpo.

La esperanza y la resiliencia son claves para navegar por los desafíos más difíciles. La esperanza significa que hay algo mejor por venir, que nos mantendrá positivos mientras intentamos alcanzar nuestros objetivos. La resiliencia significa que somos capaces de adaptarnos y recuperarnos de los tiempos difíciles y no nos rendimos ante los obstáculos en el camino.

El ser humano puede sobreponerse a muchas cosas, por eso en la Biblia encontramos esta esperanzadora promesa: “Depositen en él toda ansiedad, porque él cuida de ustedes.”

Deje en mano de Dios sus preocupaciones y problemas y disfrute de una vida abundante.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*