¿Le ha tocado enfrentar cambios? En la vida enfrentamos cotidianamente situaciones que cambian y el nuevo año es uno de estos cambios, estamos entrando a un nuevo año, pero ¿cómo podemos afrontarlo? El pueblo de Israel estaba a punto de enfrentar un cambio, el cual era entrar a la tierra prometida, por lo que Dios por medio de Moisés les manda ciertas instrucciones que nos servirán para afrontar este nuevo año. 

En Deuteronomio 6:4 Moisés registra las instrucciones de Dios para su pueblo y estas empiezan con un verbo, que viene de la palabra hebrea “Shema” y que en nuestro idioma se traduce como “Escucha”. Este verbo es un verbo imperativo y lo que realmente dice este verbo es que debemos de obedecer, no se queda con la simple instrucción de escuchar sino de llevar a la práctica algo. ¿Qué debemos hacer nosotros con esta instrucción? 

Reconocer que Dios es nuestro único Señor: Que en este 2024 esta sea nuestra meta principal, reconocer que Dios es nuestro único Señor, que no adoramos a nadie más que solamente a él.  

Amar a Dios: El verbo “ama” al igual que el verbo “escucha” está en modo imperativo, era un mandamiento y la intención del verbo es transmitir que debemos escogerlo solamente a él, para tener una relación íntima y obedecer sus mandatos. Luego Moisés describe que debemos amarlo con todo el corazón, con toda el alma y con todas las fuerzas, dándonos a entender que nuestro amor debe ser con todo hacia él. 

Grabar en el corazón su palabra: En este nuevo año es importante que leamos la Biblia y que la grabemos en nuestro corazón, es decir que la memoricemos.  

Hablar de su palabra: También tenemos la instrucción no solo de leerla y memorizarla, sino de practicarla y hablar de ella. Es importante hacerlo en todo lugar y en todo momento. Tenemos el llamado de enseñar la palabra de Dios a las siguientes generaciones, una enseñanza que inicia en el corazón. 

En este 2024 escuchemos y amemos a Dios con todo nuestro corazón, fuerza y alma.