Abrazos-Banner

Lea

La esencia de prédicas para leer en menos de 5 minutos…

Más de alguna vez hemos ido al mar, pasear a pleno sol, pero lo lindo de la playa es el atardecer y toda la familia se reúne para ver cómo el sol se oculta en el horizonte, pero más emocionante, pero un poco más sacrificado. el madrugar para ver salir al sol ¡qué belleza! Y cuando empieza a salir todos es transformado, todo empieza a ser iluminado, pero la primera luz, la luz de la aurora, que viene da brillo, y ese tono como rosado que sale antes que los rayos del sol nos indica que ya viene la luz. Sale la luz y su mayor intensidad llega cuando ya es mediodía. Y, precisamente, la Escritura toma esta figura para enseñarnos cuál es la senda del justo y dice que es como la luz de la aurora, como los primeros albores de la aurora. Vamos al Libro de Proverbios 4:18-19 y dice La senda de los justos se asemeja a los primeros albores de la aurora: su esplendor va en aumento hasta que el día alcanza su plenitud. Pero el camino de los malvados es como la más densa oscuridad; ¡ni siquiera saben con qué tropiezan!
La Senda de los justos dice que va en aumento y su vida espiritual debe ser así. No es de aquellos que llevan diez años en la Fráter y que dicen “ahí vamos, en la lucha”. Es decir, no amanece para inmediatamente comenzar a oscurecer. Jesús lo puso así en Lucas 9: 62 y dijo Jesús le respondió: Nadie que mire atrás después de poner la mano en el arado es apto para el reino de Dios. El campesino ara la tierra para prepararla, para sembrar. Ninguno que pone la mano en el arado y que mira hacia atrás es apto para el reino de Dios. ¿Se recuerda de la esposa de Lot? El ángel le dijo que no volteara a ver, pero me imagino que era un estruendo y un relajo, además de shute como decimos en Guatemala, volteó a ver y se convirtió en una estatua de sal. ¿Sabe por qué volteó a ver? No tuvo confianza de lo que Dios les había dicho que nada les iba a pasar y quería asegurarse, mientras huía, que estaba a salvo. Poner la mano en el arado comienza en el día en que reconoce que es un pecador y que no puede hacer nada por usted. Comienza ese día cuando se da cuenta que lo tiene todo, pero al final de cuentas no lo tiene, no tiene nada. Comienza en el día en que se da cuenta que es un miserable rico, cuando se da cuenta que es un mendigo espiritual y se arrepiente de sus pecados y cree en Jesús como su Señor y Salvador.
Esa es la luz de la aurora, pero su vida debe llegar a plenitud. Poner la mano en el arado y mirar atrás no solo es ver nuestra vida pasada y decir mejor estaba en Egipto donde éramos esclavos. Es también ver todo lo que representa el mundo y quitar la mirada en Cristo y dejar que lo demás nos seduzca. Poner la mano en el arado y ver hacia atrás puede ser un hobbie. Me gustaba el ciclismo, pero jamás me metí a las carreras, porque eran domingo y eso representaba dejar de venir a la iglesia.
El coronel Roberto Trejo, uno de nuestros miembros, y por él conocí distintos destacamentos militares en Guatemala, por él mi papá fue al Ejército de Guatemala, a ciertos lugares a predicar y la gente que se convertía y que se había convertido de una vez los bautizaban y para mí ver a soldados bautizarse en toneles marcó mi vida, era el primer resplandor, era la aurora de sus días en Cristo. Los kaibiles son los soldados mejor preparados en Guatemala, tienen un lema que dice: se avanzó, sígueme. Si me detengo, aprémiame. Si retrocedo, mátame. La vida del cristiano es una vida de avanzar, avanzar y avanzar. ¿Significa esto que nunca va a pecar? ¿Alguno pecó esta semana, en algo minúsculo? Sí. La Escritura dice: Yo les he dicho estas cosas para que no pequen. Pero si alguno peca, tenemos abogado ante el Padre, a Jesucristo el justo.
Por eso, la gracia de Dios es como estar en alta mar ahogándonos, y de pronto ver salir debajo de nosotros un trampolín que nos saca del agua y nos permite cobrar fuerzas, para luego impulsarnos y seguir nadando hasta la orilla, que es el día cuando el Señor nos lleve a Su presencia. ¿Cómo está su vida espiritual? ¿Será que está en oscuridad? o ¿es cómo la luz de la aurora que empieza con ese color rosado a salir, pero se viene la oscuridad otra vez? Hay un coro muy antiguo que se llama “He decidido seguir a Cristo” y dice “he decidido seguir a Cristo y no vuelvo atrás”. Usted es de los que dicen “Señor no te he sentido últimamente, siento que no puedo más, está mejor el mundo, he visto a mis amigos, veo su Facebook y están mejor”. El Facebook es una gran mentira. Muy pocas personas publican en Facebook la realidad, es un espejismo de algo que no existe, en la mayoría de los casos. Otros lo usan para darle palo a todo el mundo, pone uno algo y las respuestas en contra de todo. Otros para publicar, bueno usted lo sabe, los ha leído.
Como cristianos no venimos a Cristo para ser una luz que apenas brilla, un foco de 25 watts en medio de un apagón. Venimos a Cristo para llenar a la plenitud de vida en Él, a ese mediodía. Estamos celebrando 38 años. Y alguien dijo que las iglesias a los 30 años, es un estudio que hicieron en Estados Unidos, comienzan su decadencia, pero nosotros no hemos llegado aquí para volver atrás. No hemos llegado aquí para sentarnos y disfrutar, hemos llegado aquí para seguir trabajando y que Guatemala sea transformada. A veces se nos olvida cómo no es estar en Cristo y venimos y nos sentamos como que estamos en una sala de cine, como que es una película: quién predica hoy, a ese no; fulano de tal ah, ese sí. A la salida qué bien estuvo el mensaje, lo necesitaba. Vendrá otro que dirá mejor prediquen algo mejor.
Hay quien viene buscando recibir y hay quien viene buscando dar al que todo lo dio. Es cómo vengo. Son 38 años, ¿sabe algo? dentro de 50 años la mayoría de los que estamos aquí no vamos a estar, pero La Fráter no es para esta generación nada más, la Fráter es para las siguientes. Y por eso estamos invirtiendo en lo que van a ser nuestras radios en internet, por eso estamos invirtiendo en lo que es comunión, lo que nuestra juventud necesita, amigos cristianos que evangelicen. No podemos sentarnos. Todo esto comenzó con un sueño en la mente de un joven de 28 años. Nuestro Pastor Jorge tuvo el sueño y 20 mujeres más creyeron este sueño, no tenía millones, ya tenía la casa donde vive, ya había estado dos años en Estados Unidos ayudando a pastorear allá, había estado en Guastatoya, El progreso.
Esas 20 mujeres creyeron a este patojo. La iglesia no tenía ningún activo, pero sí el más importante: vayan y sean la luz del mundo. Y estas mujeres tomaron su Biblia y, en la primera reunión que tuvieron, anotaron cuánto iban a dar durante el primer año para sostener la obra de Dios en obediencia. Estelita de Vela es de las que anotó en su Biblia cuánto iba a dar durante el primer año y estas 20 mujeres sostuvieron el lugar donde estamos nosotros. Gente que creyó cuando no había nada. Su sueño era alcanzar aquellos que no carecían de bienes económicos, pero eran mendigos espirituales, porque todo el mundo estaba alcanzando al que no tenía dinero. Y la Fráter es para todos, pero debemos de alcanzar a aquellos que son mendigos espirituales y no lo saben.
En su ideal, en su mente decía que la iglesia no iba a tener nombre, – yo quiero una iglesia diferente, que rompa esquemas, que sea abierta para el no creyente -. Un misionero le dijo: tenés que ponerle nombre, si no los miembros se lo van a poner. Entonces le puso Fraternidad Cristiana de Guatemala y los miembros le pusieron La Fráter. El sueño era ser una iglesia cristiana para la familia. No papá, no mamá, no hijo, no joven, no anciano, sino la familia. Y el que no tuviera familia la encontrara. Ser una iglesia cristiana para la familia que proclamara el amor de Dios, manifestara el poder del Cristo resucitado y persevere en el orden dado en la Biblia. Y eso es lo que hemos sido en estos 38 años de nuestra existencia.
Su sueño era tener un liderazgo nacional, en ese entonces la mayoría de iglesias en Guatemala eran lideradas por estadounidenses o canadienses y los chapines estaban bajo de ellos, el Pastor dijo que los chapines tienen que ser líderes de sus propias iglesias. Y Dios bendiga a todos los misioneros que trabajaron y siguen trabajando hasta el día de hoy en una nación que no es la de ellos, pero la han convertido de ellos, es su nación. Tenemos a varios misioneros que asisten a la iglesia y cuando en ocasiones se van para Navidad, sufren los patosos porque extrañan sus tamales, sus frijoles, sus parches, su ponche, su chocolate caliente y sobre todo ese show de luces que nos echamos los chapines a fin de año. Quería una iglesia con liderazgo nacional, y eso tenemos. Quería una iglesia que fuera auto sostenible, que no dependiera de donaciones internacionales. ¿Quiere saber algo? Esta iglesia no la sostiene ni Europa ni el Norte ni ningún otro país, la sostenemos chapines que creemos en el Dios de la Biblia, en Jesús como nuestro Señor y Salvador.
Un empresario de supermercados sobrevoló el área cuando estábamos construyendo la Frater Ciudad San Cristóbal y en una reunión reclamó a sus ejecutivos: por qué no le habían informado que estaban construyendo la competencia en San Cristóbal. No, le dijo, uno de ellos que asistía a la congregación. Es una iglesia, La Fráter, que están construyendo. Con razón, si los gringos le mandan el pisto. ¿Sabe qué gringos han construido esta iglesia, aparte de nuestros miembros misioneros? Gente de metro y medio para arriba. Puros chapines que creemos en el dar y en el ser obedientes con la Palabra del Señor y como mínimo damos el diez por ciento de nuestros ingresos.
El Pastor dijo vamos a presentar el Evangelio de Jesús no atacando, sino amando. No un evangelio de ataque sino de amor, no como aquella mujer que se sentó con un miembro de la iglesia a tomar un cafecito con amigos que llevaron a otros amigos y estos pidieron una cerveza cada uno. Y ella les dijo: la Escritura dice que los borrachos no heredarán el reino de los cielos y ustedes irán al mismo infierno, así que arrepiéntanse. Y después de ello, ¿quieren entregar su vida a Cristo? No. hay fotos donde mi papá está con gente no creyente y todos unos grandes borrachos, pero esos grandes borrachos fueron transformados por el Evangelio de Jesús y luego uno de ellos llegó a ser miembro de la Junta Directiva. Hablar un lenguaje que el no cristiano entendiera. Por eso no hable raro, cuente que nos reunimos y cantamos cánticos que hablan de la grandeza de Dios, luego tenemos un momento en el que recibimos palabra de Dios, abrimos la Biblia, la revelación de Dios y la estudiamos. A ver cuándo nos acompañas, te va a gustar y te va a servir mucho.
Tener el mínimo de asalariados y el máximo de voluntarios, ese fue el sueño y sigue siendo. Mantener una íntegra administración de los recursos económicos por medio del trabajo de una Junta Directiva compuesta por voluntarios de buen testimonio y que agregaran valor con sus conocimientos profesionales. La Junta Directiva de la Fráter no recibe dietas, todos son ad honorem, no reciben pago. Todos son voluntarios. Ser una iglesia que comprendiera que la grandeza está en la sencillez. Ve un líder que se las lleva de agrandado en la iglesia, no va a estar aquí en el largo plazo, porque aquí todos somos uno. En Cristo somos uno. No soy más que ustedes, soy un pecador que necesitaba la gracia de Dios.
El sueño fue nunca construir edificios, se alquiló por más de seis años, pero un hotel incumplió el contrato, el Pastor dijo que no se la volverían a hacer, vamos a comprar nuestro propio terreno y a construir lo nuestro para que no nos vuelva a pasar. Y del Hotel Camino Real paramos en el Cine Reforma. Y en 1985 nos fuimos al Auditórium Menor de la Fráter Roosevelt. El sueño nunca fue construir. La iglesia tiene 38 años y nuestro sueño es que no se quede allí. Mi esposa cumplió ayer años, llevamos 17 años de estar casados y un montón de años de conocernos, la conozco desde que tenía nueve o diez años. Le decía en la noche de su cumple, que todavía me gusta mucho. Es fácil alejarnos, una mala expresión, un ataque verbal, un mal entendido apaga la llama del amor, pero la pasión continua. Lo que queremos para esta iglesia es que pasen los años, pero nunca la pasión en el corazón de cada uno de sus miembros, que pasen los años, pero nunca la pasión en cada uno de ustedes, porque cuando la pasión se va, se viene a la iglesia y se sienta.
Que pasen los años, pero jamás la pasión, por eso cuando veo a los servidores sirviendo se me alegra el corazón, qué lindo. Gente que estaba en la iglesia a las 6:30 y ninguno de ellos asalariados, ellos aman a Dios con todo su corazón. Todos tienen su historia, en donde la historia de Cristo Jesús interceptó la de ellos y les transformó el rumbo. Que pasen los años pero jamás la pasión por sostener su obra en obediencia. El Señor vio a aquella viuda que daba lo último que tenía y dijo ella dio más que los demás, porque los demás dieron de lo que les sobraba, pero ella dio todo lo que tenía. Que no pase la pasión de sembrar en la obra. Nuestra iglesia es una iglesia íntegra, no hay ninguna S.A. no está a nombre de los López; el día que me eche el Pastor yo me llevo unas cajas, me quitan las llaves, borran mi huella de todas las puertas con seguridad. Y si se muere el Pastor, los tres hijos no heredamos nada, porque esto es de la Fráter.
Sea fiel con sus diezmos, no dé porque usted quiere, dé porque usted ya tiene, tiene la salvación. Nuestra esperanza es que el día que muramos vamos al cielo, esa es nuestra esperanza. Jesús es el primero, la primicia de la resurrección y ahí vamos nosotros. Deje que Dios trabaje en su corazón, si usted no es fiel diezmador y que también trabaje en su codo. Seamos fieles diezmadores. Jóvenes, con lo que reciben de sus papás y cuando empiecen a trabajar diezmen, comiencen ahora que no tienen nada y verán que será muy fácil cuando lo tengan todo. Que pasen los años pero jamás la pasión por sostener su obra en obediencia, que pasen los años peros jamás la pasión en servir en Su obra con excelencia. El Señor dijo el que quiera hacerse grande entre ustedes, deberá ser su servidor, y el que quiera ser el primero deberá ser el esclavo de todos (Marcos 10:42 en adelante). Servidor y esclavo, ese es el cristiano cuando tiene liderazgo. Servidor y esclavo, no le molesta donde lo pongan o qué haga, porque es servidor y esclavo. Pablo decía: Pablo, apóstol de Cristo Jesús, esclavo de Jesucristo.
Un día se me acercó alguien y me dijo que no aguantaba a su jefe de grupo de servidores. ¿Qué pasó? Me mandó al parqueo. Yo le digo, mire, él es el jefe y ¿qué hacen los jefes? Dar órdenes. Y ¿qué hacemos nosotros? Ejecutarlas. Usted está aquí sirviendo, ¿no es usted servidor? Es que no me gusta que me pongan en el parqueo. Ahora, hay quienes piden estar sirviendo en el parqueo, porque les gusta recibir los maltratos de algunos de ustedes. Ahí están sirviendo con excelencia. Que pasen los años pero jamás la pasión por servir con excelencia. Por eso me encanta ver a la gente sirviendo. Le tomé una foto como a 60 jóvenes que son miembros de los ministerios artísticos que son músicos, backstage, televisión, redes sociales, fotografía, multimedia y otro montón. Sirven, los sonidistas para Expo Music Fest se vienen a vivir aquí, les ponemos literas, aquí se bañan, aquí comen, están a las tres de la mañana todos golpeados haciendo pruebas de sonido con los cantantes invitados, doce invitados.
Servicio. Jorge Erdmenger, ustedes lo conocen como el líder de las células de La Fráter, cuando estábamos en el grupo de jóvenes y cuando tenía a sus hijos chiquitos yo lo halé para que fuera mi pareja en el grupo de jóvenes que yo dirigía, nació la niña y ahí la teníamos debajo de la mesa, creció en medio de nosotros. Llegábamos a las nueve y media de la noche los martes a la reunión con nuestros líderes de célula. Y nos íbamos a las doce y media de la noche o una de la mañana. Jorge pedía permiso en su trabajo y pedía cinco días de vacaciones para venir a trabajar en Explo Music Fest en la Fráter Roosevelt. Es gente que pide permiso para trabajar en la obra, que no pierde esa pasión por servir en la obra con excelencia. El que pone la mano en el arado y mira atrás no es digno del reino de los cielos.
Vea a Cristo, sirva, que pasen los años pero jamás la pasión por servir en su obra con excelencia. Rodolfito Yela fue uno de los líderes en familiares, coronel del Ejército de Guatemala, a cada reunión era el primero en estar allí, vivía en San Lucas y ahí estaba y cuando murió siendo militar dijo que se llevaría el título más grande, me voy a ir con mi traje de servidor y así se fue. Porque aunque era coronel, era un general en el reino de los cielos. Guillermo Aguilar es el líder en el Cuerpo de Servidores, trabaja en el Puerto de San José y viene primero que otros. Don Joaquín Obregón partió a la presencia del Señor hace dos años.
Que pasen los años pero jamás la pasión por cumplir su obra al comisionar a otros, al predicar de Cristo. Va a salir de acá y tenemos demasiadas distracciones del primer mundo en Guatemala, va a salir a comer rico, va a salir a disfrutar de Netflix, va a salir a jugar futbol. Todo eso es bueno, pero que sea un instrumento para que nuestra fe brille a través de todo eso. Mateo 28:18-19 habla de la Gran Comisión, vayan y hagan discípulos, no dice vayan y traigan discípulos, por eso les animamos a que no inviten a nadie de otra congregación a sus células, queremos a los gruesos, aquel al que usted le habla de la fe y le contesta nada que ver, y usted lo invita. Marvin, uno de nuestros líderes en la iglesia iba en la camioneta, se sienta a la par de una jovencita y ella le empieza hablar de la iglesia, llega y se convierte a Cristo Jesús y ahora sirve en la congregación, es líder en la célula de matrimonios, casado, tiene dos hijos. El Pastor Jorge cuando estaba en la iglesia El Calvario, de patojo se iba a la Terminal a predicar los domingos y los que se convertían los llevaba a la iglesia El Calvario.
Doña Enma Gloria Avendaño, una mujer valiente, un tuc-tuc la atropelló hace tiempo, pero allí está sirviendo. Es un amor pero enérgica, siempre con su Biblia y le predica el Evangelio de Jesús a todo el mundo. Un día la paran en un puesto de registro al mando del coronel Mario España, y le dice al militar: deme su nombre y su teléfono, lo invito a la Fráter. Y lo estuvo llamando hasta que don Mario se cansó de doña Enma Gloria y para quitarse de encima a esta doña, dijo, voy a ir. Va a la iglesia y el coronel España, ese día, se arrepintió de sus pecados y creyó en el Evangelio de Jesús, su esposa y su hija todavía asisten a la Fráter Roosevelt.
Que pasen los años, pero jamás la pasión para cumplir la obra de comisionar a otros, que es convertir, conservar, capacitar, comisionar a otros. Don Rogelio Vela, hoy vimos el video, treinta y pico de años trabajando en una empresa, fue declarado el empleado del siglo de la empresa. Hace poco se subía a la bicicleta, le hicieron un examen de los latidos, los tenía bajos pero no porque se estuviera muriendo sino está tan bien que los tiene bajos. Pero cómo vino. El Dr. Mario Tarragó, psiquiatra. Este psiquiatra bendijo la vida de muchos pacientes, porque jamás perdió la pasión por cumplir la obra al comisionar a otros. Cuántos pueden decir yo estoy en la Fráter porque él me trajo, porque ella me trajo. Y es que el que pone la mano en el arado y mira atrás no puede estar en el reino de los cielos. Que este mundo no nos enamore, porque es demasiado bueno ¡cuidado!
Treinta y ocho años. Que pasen los años pero jamás la pasión por crecer en la obra al leer y practicar la Biblia. Y me está leyendo y tal vez piensa el pastor está diciendo que no pase la pasión y yo no la tengo. Si quiere ser transformado, primero Su Palabra, segundo Su Palabra y tercero la Palabra. Qué bueno que usted lea el libro de motivación cristiana, vale la pena, pero si no lo practica no vale la pena. Hay gente que me dice sobre demonios como dice la fulana de tal, la Biblia no habla de eso. Lea el Libro. La abuelita Choma, mi bisabuela, no podía ni leer ni escribir pero le pagaba a los nietos para que pasaran leyéndole, y cuando esta mujer se paraba a predicar se llevaba a sus nietos, uno de ellos era el Pastor Jorge, y él leía la Escritura y antes de morir, en la madrugada, lo mandó a llamar y oró por él y pidió que lo hiciera un siervo de Dios en esta Tierra. Esas palabras marcaron el corazón de un niño de doce años.
Mi mamá cumplió años el 14, mi esposa es del 18 y Juan Marcos es del 10. La llamé y la invité a mi casa a cenar, llegó a la casa. Fui a comprar lo que nunca compro: paella. Pero después de comer dice Darly y ¿hoy vamos a leer la Biblia o no? como estaban el abuelito y la abuelita. Le dije sí. Leímos la Escritura y allí estaban mi papá y mi mamá. En el primer servicio mi mamá contaba cómo le encantó a ella que nos hubiésemos sentado a leer la Escritura. No leemos cinco capítulos ni diez ni quince, leemos uno, pero todos los días y ellos opinaban y decía, el abuelito Jorge les enseñaba que era un cepo y cómo funcionaba, que Pablo y Silas estaban allí encarcelados en lo más duro y, sin embargo, cantaban himnos.
Que pasen los años pero jamás la pasión por crecer en la obra al leer y practicar la Biblia. Esta es la herencia más importante para sus hijos, conocer la Biblia. Que pasen los años pero jamás la pasión por ayudar al necesitado. 1 Juan 3:16-18 “En esto conocemos lo que es el amor: en que Jesucristo entregó su vida por nosotros. Juan 3:16 nos muestra el amor por nosotros y el amor que debemos tener por los demás. Así también nosotros debemos entregar la vida por nuestros hermanos. Si alguien que posee bienes materiales ve que su hermano está pasando necesidad, y no tiene compasión de él, ¿cómo se puede decir que el amor de Dios habita en él? Queridos hijos, no amemos de palabra ni de labios para afuera, sino con hechos y de verdad.
La Iglesia que habla únicamente de prosperar para el bien del miembro, no es iglesia. Nunca, nunca la Palabra de Dios nos habla para que estemos bien nada más, sino dice que Él nos da el poder de hacer riquezas para que las disfrutemos, para que las compartamos. Es más, dice el que no provee para los suyos es peor que un incrédulo y ha negados la fe. Tres cosas: da las riquezas para disfrutarlas, para proveerle a los nuestros y para compartir con el necesitado. Siempre la Biblia está al lado del huérfano, de la viuda y del extranjero. Siempre está al lado del débil donde debemos estar. Es bueno que se pueda comprar un carro último modelo, y subirlo a Facebook y decir: gracias Dios por tus bendiciones, pero que los mismos testimonios se vean de la generosidad para con el necesitado.
Le dejó este desafío, que de usted se hable en una casa que desconoce alrededor de una mesa, porque usted tocó una vida. El cristiano vive para dar, no porque espera recibir sino porque ya recibió y recibió el máximo ejemplo de Jesús que lo dio todo. Solo a una persona en la Biblia, el Señor Jesús le pidió que lo diera todo y era un avaro. Prospere, esfuércese pero no solo para usted, no solo para proveerles a sus hijos, sino también para ayudar al necesitado.
Unas ideas. Qué tal si ve en el supermercado a una mujer embarazada y usted fácil le da cinco quetzales, fácil le da trescientos, fácil le da quinientos y le dice unas palabras. Esa noche en un lugar de Guatemala que usted desconoce, van hablar de un ángel que dio. Nunca vi al recolector de basura de mi casa salir de allí con las manos vacías, siempre bebió algo y comió algo. Cuando fui al Instituto Bíblico solo fui a sacar un requisito, yo había sido preparado con el ejemplo de mis padres. Hable, tal vez no tiene dinero, pero usted puede hablar y eso no cuesta nada, solo tiempo.
Estaba en un supermercado y una señora me dice le llevo las cosas. Lléveselas, pues. Yo puedo pero para que me ayudara y se ganara algo. En el camino me empezó a hablar de sus tres hijos. Me contó que iban a la iglesia pero dejaron de asistir y que el mayor se metió a las maras. – Tengo miedo que me lo maten. Viera que era bonito, pero se me perdió –. Al final, le dije, le voy a dejar este dinero, pero le voy a decir para qué lo va a usar. El día que descanse se va a llevar a sus tres patojos a un restaurante de pollo. Y allí después de comer les va a pedir perdón, porque usted se alejó de Dios y no les ha dado un buen ejemplo, y si tiene que llorar, llore. Y le va a rogar a su hijo que vuelva a los caminos del Señor.
Nos separamos, a ese supermercado no voy seguido, pero volví a ese lugar y cuando la señora me vio se pasó a mi caja. Nos fuimos para el carro y le pregunté cómo estaba todo. – Hice lo que me dijo y mi patojo se arrepintió de sus pecados y está congregándose. Le cocina cena a los patojos, cuando llego ya están comidos y arreglados. Están muy bonitos –. Nos dejamos de ver. La volví a encontrar en otra ocasión. Y esa vez se puso a llorar cuando le pregunté cómo estaba todo. Me contó que los mareros entraron a su casa a matar a su patojo. – Pero doy gracias a Dios, porque aunque no le perdonaron la vida, tiene vida eterna–.
Seamos generosos con nuestras familias, seamos generosos con la obra de Dios, seamos generosos con el necesitado. ¿Por qué a la gente le gusta venir a la Fráter? Porque aquí es amado. Sabe ¿por qué la gente va a las células? Porque el que entra es amado. Dios es amor y el que no ama no conoce a Dios. Si alguien viene con necesidad y solo oramos, cómo podemos decir que Dios es amor, si Dios habita entre nosotros.
Son 38 años de esta iglesia, bajo el liderazgo del Pastor Jorge, bajo mi liderazgo, bajo el liderazgo del que venga esta iglesia debe seguir, porque no es de los López sino es iglesia de Cristo y esto es lo que Dios necesita.

Escuche

La fe viene por el oir…

 

Vea

Como en casa aún en el extranjero…