Abrazos-Banner

Lea

La esencia de prédicas para leer en menos de 5 minutos…

El tema de hoy es ¿Si sólo lo pienso no es pecado? Porque sé que hay esposos que miran a su esposa y con una sonrisa piensan ojalá se muriera esta para cobrar el seguro de vida y salir de penas. Otros, saludan a un amigo y piensan este saber en qué negocios anda, narco debe ser, cómo le ha ido de bien. Los pensamientos llegan a nuestra mente y siempre que alguien se pregunta ¿hasta dónde puedo llegar sin que sea pecado? está jugando con fuego, puede resultar no solo ahumado sino chamuscado, porque los pensamientos son el origen de nuestro destino. Alguien dijo “siembra un pensamiento y cosecharás una acción, siembra una acción y cosecharás un hábito, siembra un hábito y cosecharás un carácter, siembra un carácter y cosecharás un destino”. Nuestros pensamientos gobiernan nuestras acciones y por eso todo lo que vemos primero fue un pensamiento. Hay poder en el pensamiento, mi colega Norman Vincent Peale escribió un libro llamado El poder del pensamiento positivo tenaz. Hay gran influencia en lo que pensamos. A veces equivocadamente pensamos que la vida del cristiano es más fácil que la vida del judío antes que Jesús viniera. La vida en el Antiguo Testamento era una y la vida en el Nuevo Testamento es otra, Por eso pensamos que vivir bajo la gracia es más fácil que vivir  bajo la ley. En el Antiguo Testamento leemos cómo Dios estableció lo que se conoce ahora como la Ley de Moisés.

Todos los estudiantes de Derecho en el mundo tienen que conocer el decálogo que fue una gran base para el Derecho de la actualidad. Por eso Leemos en Éxodo 20:1-11 como Dios estableció las normas que regirían la conducta de los hombres y lo hizo para que tengamos paz con Él, pero también paz con el prójimo. Dios habló, y dio a conocer todos estos mandamientos: «Yo soy el Señor tu Dios. Yo te saqué de Egipto, del país donde eras esclavo. »No tengas otros dioses además de mí. »No te hagas ningún ídolo, ni nada que guarde semejanza con lo que hay arriba en el cielo, ni con lo que hay abajo en la tierra, ni con lo que hay en las aguas debajo de la tierra. No te inclines delante de ellos ni los adores. Yo, el Señor tu Dios, soy un Dios celoso. Cuando los padres son malvados y me odian, yo castigo a sus hijos hasta la tercera y cuarta generación. Por el contrario, cuando me aman y cumplen mis mandamientos, les muestro mi amor por mil generaciones. »No pronuncies el nombre del Señor tu Dios a la ligera. Yo, el Señor, no tendré por inocente a quien se atreva a pronunciar mi nombre a la ligera. »Acuérdate del sábado, para consagrarlo. Trabaja seis días, y haz en ellos todo lo que tengas que hacer, pero el día séptimo será un día de reposo para honrar al Señor tu Dios. No hagas en ese día ningún trabajo, ni tampoco tu hijo, ni tu hija, ni tu esclavo, ni tu esclava, ni tus animales, ni tampoco los extranjeros que vivan en tus ciudades. Acuérdate de que en seis días hizo el Señor los cielos y la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos, y que descansó el séptimo día. Por eso el Señor bendijo y consagró el día de reposo.

Estos son los mandamientos que estableció Dios para que podamos tener paz con Dios, pero también estableció otros para que podamos tener paz entre nosotros los seres humanos. Dice Éxodo 20:12- 17 »Honra a tu padre y a tu madre, para que disfrutes de una larga vida en la tierra que te da el Señor tu Dios. Es importante honrar a Dios con nuestros frutos, con nuestros bienes, con nuestros labios, pero también tenemos que honrar a nuestros padres. No es un favor que nos piden, es una obligación, es un mandamiento.

»No mates. »No cometas adulterio. »No robes. »No des falso testimonio en contra de tu prójimo. »No codicies la casa de tu prójimo: No codicies su esposa, ni su esclavo, ni su esclava, ni su buey, ni su burro, ni nada que le pertenezca.»

Cuando se codicia, por lo general, no se cuenta; cuando se codicia, se piensa; y dice no codicies el burro de tu prójimo. En la actualidad no nos transportamos en burros, pero ¿qué se hace y piensa cuando el socio llega en un carro nuevo Mercedes Benz, VMW? se codicia por dentro y se expresa este es el carro que quiero, no ese Nissan Sentra que manejo, porque se le entra el polvo, se le entra el agua, el lodo, todo. Codiciar, cuando llega su amigo con nueva esposa que ya parece su hija y usted la codicia. No sabe lo que está sufriendo el amigo suyo por haberse casado con ella, entrar a cualquier lugar y que le digan qué linda su hija. Es difícil. No conviene codiciar, pero todo eso viene de nuestra mente.

En el Antiguo Testamento, si era sorprendido en el acto del adulterio ocurría lo que le pasó a aquella mujer que llevaron y pusieron a los pies de Jesús semidesnuda diciéndole qué hacemos con esta, fue sorprendida en el mismo acto del adulterio y la ley dice que hay que apedrearla. Jesucristo les contestó el que se encuentre sin pecado que lance la primera piedra. La mujer no recibió ni una pedrada y el Señor le dijo vete y no peques más. Hoy tenemos que vivir de acuerdo a los principios establecidos por Jesús en el reino de Dios. Los estatutos están establecidos en Mateo 5, donde dio el famoso Sermón del Monte o Sermón de la Montaña, allí dio Jesús todos los estatutos que gobiernan el reino de Dios aquí en la Tierra y cómo debemos conducirnos ahora que estamos en la época de la gracia.

Mateo 5:27-29 dice »Ustedes han oído que se dijo: “No cometas adulterio.” Pero yo les digo que cualquiera que mira a una mujer y la codicia ya ha cometido adulterio con ella en el corazón. Por tanto, si tu ojo derecho te hace pecar, sácatelo y tíralo. Más te vale perder una sola parte de tu cuerpo, y no que todo él sea arrojado al infierno.

 Hay señoras que comentan en el cuchubal con sus amigas y dicen ese Pepe me  desnuda con sus ojos, porque sabe que este cuate la mira y la desea. En cambio, el marido ya ni la mira. Ahora, dice Jesús, el que comete adulterio sufrirá las consecuencias, pero yo les digo: el que mira a una mujer para codiciarla ya es culpable del pecado de adulterio. ¿Qué es más fácil, vivir en el Antiguo Testamento o en el Nuevo Testamento? En el Antiguo, porque allá solo que lo “cachen” si no sigue para adelante jugando con fuego hasta que un día el video sale a luz  y usted pierde la gerencia que tenía en aquel lugar tan importante, porque lo grabaron. Hay que tener cuidado.

Tome nota, porque esto le sube el estándar de santidad: los pensamientos bastan también para que algo sea pecado. Usted no necesita matar a su prójimo, físicamente hablando, basta que lo piense y lo odie y lo estará matando en su mente y su corazón todos los días de la vida. Usted no necesita acostarse y tener relaciones sexuales con otra persona para ser un adúltero, basta con que codicie a la persona y peque en su corazón. Dios juzga las acciones y también los pensamientos. No creamos la mentira que dice que si sólo lo pienso, si no daño a nadie o no hay consecuencias, no es pecado.

¿Qué más dice la Biblia al respecto de esta mentira? Eclesiastés 12:13-14, estos lo escribió el hombre más rico de su época y aparte de ser más rico, el más sabio. Los reyes del mundo lo visitaban por la fama que tenía de su sabiduría. La reina de Saba fue a visitarlo y dijo: lo que me contaron no es ni la mitad de lo que veo que hay en tu  reino oh rey Salomón. El fin de este asunto es que ya se ha escuchado todo. Teme, pues, a Dios y cumple sus mandamientos, porque esto es todo para el hombre. Lo dice el hombre que tuvo mucho más ganado que usted, muchos más palacios que usted, mucho más millones, lo dice el hombre que construyó el famoso templo en Jerusalén, el templo de Salomón estaba forrado de oro por dentro y muchas partes. Pues Dios juzgará toda obra, buena o mala, aun la realizada en secreto. ¿Por qué temer a Dios? Porque juzga todo lo que hagamos, aún lo realizado en secreto. Porque a veces pensamos que mientras no me agarren, mientras no me descubran sigo robando, chupando, sigo matando, estafando, sigo en la inmoralidad en la que vivo.

La Biblia es clara en cuanto a que Dios juzga más allá de las acciones, Salomón llegó  a la convicción de que Dios juzgaría todas las acciones, aun las que haríamos en secreto. En el Nuevo Testamento encontramos que Dios va más allá de las acciones, va a las intenciones. Hebreos 4:12 dice Ciertamente, la palabra de Dios es viva y poderosa, y más cortante que cualquier espada de dos filos. Penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu – que es el alma sino la inclusión de sus pensamientos, sentimientos e intenciones, mente, corazón y voluntad. Dios se ocupa no solo de sus acciones sino de nuestros pensamientos, sentimientos e intenciones –. Penetra hasta la médula de los huesos y juzga, dice, los pensamientos y las intenciones del corazón. Cualquier juez humano solo puede juzgar las acciones, pero el Juez divino juzga los pensamientos y las intenciones. Ninguna cosa creada escapa a la vista de Dios. Todo está al descubierto, expuesto a los ojos de aquel a quien hemos de rendir cuentas.

Guatemala se ha hecho notable en el mundo. Algunos funcionarios conocidos que han viajado a distintas partes del mundo en este último año me han contado que funcionarios de otros países piden fotografiarse con ellos, porque lo que ha ocurrido en Guatemala quisieran que ocurra en sus países. Lo que está ocurriendo en Guatemala es algo extraordinario, en Guatemala se han destapado las ollas de la corrupción y se han visto grandes cosas que están empezando a hacer juzgadas, están empezando a ser cambiadas y un día, primero Dios, se hablará de Guatemala como de Singapur, país donde la corrupción está al mínimo  y al que encuentran lo juzgan y lo castigan inmediatamente.

Guatemala está cambiando y es porque pueden saber lo que dijo por teléfono,  tenga cuidado con lo que habla, porque lo escuchan si quieren. Todo lo que escribe por teléfono aquel watsapito que envió, ahí está. Y a la hora de investigarlo le muestran por escrito en blanco y negro todos los mensajes que puso, todas las conversaciones que sostuvo y hasta los videos que sin darse cuenta le grabaron y entones  están las evidencias. Por eso cuídese de poner en Facebook lo que ha estado poniendo, porque lo que ya puso está a la vista de todos. Jóvenes y señoritas, viejos y viejas cuidado con lo que cuelgan porque ahí se queda para que lo vean todos.

Dios tiene desde el principio todo el récord de lo que usted y yo hablamos y hacemos, pero asústese, también hasta de lo que pensamos. Nuestros pensamientos sí están bajo el control de Dios nuestro Señor. Cuando piense en mí, piense bien. Penetra la Palabra de Dios hasta lo más profundo del alma y del espíritu, hasta la medula de los huesos y juzga los pensamientos y las intenciones del corazón. Ninguna cosa creada escapa a la vista de Dios, todo está al descubierto, expuesto a los ojos de aquel a quien hemos de rendir cuentas. Aquí, en Guatemala, se hizo famoso el juez Miguel Ángel Gálvez, honorable juzgador, pero se queda chiquito a la par del Juez que está en los cielos esperándonos, allí nadie se escapa. Por eso debemos tomar en cuenta esta gran lección: ¿si solo lo pienso no es pecado?

La Biblia dice en Proverbios 4:23 Por sobre todas las cosas cuida tu corazón, porque de él mana la vida. Está bien que cuide su carro y lo cuide bien, está bien que cuide sus cortinas y las mantenga nítidas, está bien que cuide su amueblado y lo mantenga óptimo, que cuide sus relojes, sus joyas pero sobre todas las cosas hay que cuidar el corazón. Y no solo cuidarlo del colesterol y los triglicéridos y los benditos tamales que nos esperan en estos días. No solo hay que cuidarlo en lo físico, tenemos que cuidarlo en lo emocional. Hay tantas enfermedades que dicen los doctores que son de origen psicosomático. La raíz de muchas enfermedades están en lo que usted piensa, en lo que siente y por eso se arriesga a resultar artrítico, reumático y todo torcido porque en el corazón guarda enojo, ira, contienda, rencor y al rato a los médicos, de algo tienen que vivir. No hay que forzarlo a trabajar extra porque al no cuidar su corazón, de él mana la vida,  se expone. No solo de esta bombita que manda sangre todos los días a todo el cuerpo sino de nuestro espíritu y nuestra alma, de ahí viene la vida. Si dejamos que hayan ahí pensamientos de fe, pensamientos de esperanza todo cambiará.

El Salmo 139:1-4, David dice, Señor,  tú me examinas, tú me conoces. Sabes cuándo me siento y cuándo me levanto; aun a la distancia me lees el pensamiento. Mis trajines y descansos los conoces; todos mis caminos te son familiares. No me llega aún la palabra a la lengua cuando tú, Señor, ya la sabes toda. Esa es la realidad, se nos olvida, pero hoy lo estamos recordando, Por eso tenemos que conquistar el terreno de la batalla del cristiano, que está en su mente y sus pensamientos. Efesios 4:22-23 dice Con respecto a la vida que antes llevaban, se les enseñó que debían quitarse el ropaje de la vieja naturaleza, la cual está corrompida por los deseos engañosos – cuídese de lo que desea, porque ese deseo lo puede hacer un corrupto, por estar deseando cosas engañosas lo pueden corromper–; ser renovados en la actitud de su mente; y ponerse el ropaje de la nueva naturaleza, creada a imagen de Dios, en verdadera justicia y santidad.

Filipenses 4:8 en la versión de RV60 termina diciendo En esto pensad. La Nueva Versión Internacional comienza diciendo Por último, hermanos, consideren bien todo lo verdadero, todo lo respetable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo digno de admiración, en fin, todo lo que sea excelente o merezca elogio. Pongan en práctica lo que de mí han aprendido, recibido y oído, y lo que han visto en mí, y el Dios de paz estará con ustedes. Todo pecado comienza en la mente. Renueve la actitud de su mente y cambiará su sentir y su accionar de deshonra a honra. Piense sólo en lo que sea excelente o merece elogio. No deje que ningún pensamiento contrario a Cristo tome control de su mente.

En estos días se estila tener convivios, pero ahora también aprendí un nuevo nombre que le ponen a ciertas reuniones en algunas empresas y en algunos ambientes, le llaman chelivios, por las cervezas a las que les dicen chelas. Era conocido el chupivio, la reunión en la que  piensan más en chupar que en el convivio y comer. Puede que piense que hay que aprovechar porque es gratis, gratis es el guaro que le dan ahí, pero caro el accidente que va a sufrir, caro el pleito que va a tener, cara la escena horrible que va a causar y que ahora se la van a grabar. Tenga cuidado,  cambie su mente y en lugar de pensar que en el convivio de la empresa va a chupar, a parrandear, mejor piense en lo que Jesús nos pide: voy a llegar al convivio porque voy a ser luz en medio de las tinieblas, voy a ser santo y santo viene del término haglios que significa ser diferente. Que todos chupen no quiere decir que sea bueno, que todos adulteren no quiere decir que sea bueno, que todos insulten y ofendan no quiere decir que sea bueno,  tenemos que renovar la manera de pensar.

Mateo 15:18-19 Pero lo que sale de la boca viene del corazón y contamina a la persona. Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, la inmoralidad sexual, los robos, los falsos testimonios y las calumnias. Así que no deje que ningún pensamiento contrario a Cristo tome control de su mente. Jesús fue el único que fue tentado en todo pero sin pecado, para morir en la cruz y darnos su gracia y misericordia. En Hebreos 4:14-16, dice, Por lo tanto, ya que en Jesús, el Hijo de Dios, tenemos un gran sumo sacerdote que ha atravesado los cielos, aferrémonos a la fe que profesamos. Porque no tenemos un sumo sacerdote incapaz de compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que ha sido tentado en todo de la misma manera que nosotros, aunque sin pecado. Le ofrecieron buenos negocios, entre comillas, el mismo diablo se encargó de ofrecerle “todo esto te daré si postrado me adoraras y le mostró los reinos de la tierra. Jesús no cayó en esa tentación. Por eso dice tenemos un Sumo sacerdote incapaz de compadecerse de nuestras debilidades, no tenemos incapaz sino uno que ha sido tentado en todo de las misma manera que nosotros, aunque sin pecado. Así que acerquémonos confiadamente al trono de la gracia para recibir misericordia y hallar la gracia que nos ayude en el momento que más la necesitemos. Usted y yo sabemos cuáles son nuestras debilidades y a veces necesitamos recibir misericordia y gracia y por eso con toda confianza venga a Jesús y dígale: Señor, tu estuviste aquí en la Tierra y sabes lo difícil que es decirle no a esa provocación, dame misericordia, dame gracia, ayúdame a vencer, a soportar y salir más que vencedor por medio de aquel que nos amó. ¿Podemos? sí podemos.

Vamos a hacer un compromiso de vivir en santidad, porque si oímos la Palabra del Señor y no la ponemos en práctica no basta. Ayúdanos Señor, permítenos recibir la misericordia y la gracia en los momentos que más la necesitemos. Que el poder de tu Espíritu Santo en nuestros corazones fluya como ríos de agua viva y arrastre cualquier maldad que haya en nosotros, arrastre cualquier resentimiento, rencor, celos, odio, envidia, codicia que haya dentro de nosotros. Señor, tú has prometido quitarnos el corazón de piedra y darnos un corazón de carne, quitarnos lo insensibles y hacernos sensibles para agradarte, amarte, servirte. Permítenos Señor, vivir cada día de modo que te agrademos y te sirvamos. Ten piedad de nosotros para que podamos guardar sobre toda cosa nuestro corazón, nuestra alma nuestro espíritu, nuestros sentimientos, pensamientos e intenciones porque de ahí mana la vida.

 

Escuche

La fe viene por el oir…

 

Vea

Como en casa aún en el extranjero…