Abrazos-Banner

Lea

La esencia de prédicas para leer en menos de 5 minutos…


 

Cuánto ha cambiado la tecnología que nos permite llegar a muchos, por distintos medios. A través de la televisión, de los noticieros y los medios escritos nos damos cuenta de los problemas que vivimos a diario. Así nos hemos enterado de la increíble cantidad de jovencitos que se suicidan en Guatemala, jovencitos de 12, 13, 14 años de edad que se quitanla vida. Cuandose analizan estos casos se concluye que muchos de ellos se sienten discriminados, son discriminados en sus lugares de estudio. Cuando van a la escuela los tratan con indiferencia, a veces hasta los maltratan. Vemos en las noticias pleitos que se dan en las calles, la ciudad capital ha sido escenario, en los últimos años, de grandes batallas campales que se dan entre estudiantes y de algunos  que no son estudiantes que se meten en esos grupos.

¿Por qué las batallas campales? Porque unos son del Central y otros son de la Normal, porque unos son del instituto Aqueche o de otros institutos y simplemente por llevar un uniforme diferente hay pleitos entren ellos. Eso se llama discriminación, y la discriminación se manifiesta en muchas formas y hace que algunos lleguen a extremos de quererse quitarla vida. Ladiscriminación llega a extremos que producen guerras entre naciones y a veces guerra entre los mismos habitantes de la misma nación, simplemente porque son de distinta etnia. Hemos visto en el África a grandes multitudes fallecer violentamente macheteados. Ahí la discriminación no es por el color, porque el color es semejante, es por la etnia, por la tribu, por la lengua que hablan o por la religión que practican.

Esa discriminación nos ha llevado a situaciones caóticas en el mundo. En el mundo árabe nos encontramos con que hay algunos cristianos y otros musulmanes, y por lo general estos últimos atacan a los cristianos. Hemos leído como han entrado a los templos cristianos, sean cristianos, sean coptos, evangélicos y los queman, los destruyen por una discriminación, una cuestión meramente religiosa. Conozco a un pastor en Israel que abrió su iglesia, alquiló una casa, armó un salón y allí empezó a predicar el Evangelio. A los pocos meses llegaron judíos ortodoxos. Entraron al salón y se lo destruyeron completamente. Sé de otro pastor de Israel que recibió un regalo, y el hijo –típico hijo- vio el regalo y lo abrió, era una boba que estalló que por poco mata a ese muchacho.

¿Por qué? Porque en todo el mundo existen diferencias yla discriminación. Sitú no te vistes como yo me visto, estás rechazado. Si tú no piensas como yo pienso, estás rechazado. Si tú no adoras a Dios como yo lo adoro, estás rechazado. Si tú no tienes una piel parecida a la mía, estás rechazado. Si tu estatus económico no es como el mío, estás rechazado. Y ese mundo de discriminación que vivimos, no es un mundo nuevo. Esa discriminación que hoy experimentamosla vivió Jesucristoen su época, Jesucristo en su época era parte del pueblo oprimido, era parte de Israel, era parte de todas las naciones que estaban bajo el imperio romano, que tenía su bota puesta en el mundo conocido. Jesucristo supo lo que era la discriminación.

Por eso, cuando empezó a predicar, estableció su filosofía de fe, estableció sus normas de conducta, y en esas normas de conducta nos enseñó en Mateo 22: 34-40 lo que debe ser nuestra norma de conducta. Dice así: “Los fariseos se reunieron al oír que Jesús había hecho callar a los saduceos. Uno de ellos, experto en la ley, le tendió una trampa con esta pregunta: —Maestro, ¿cuál es el mandamiento más importante de la ley?  —“Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todo tu ser y con toda tu mente” —le respondió Jesús—.  Éste es el primero y el más importante de los mandamientos.  El segundo se parece a éste: “Ama a tu prójimo como a ti mismo.” De estos dos mandamientos dependen toda la ley y los profetas.”  Para citar el segundo mandamiento, Jesús mencionó Levítico 19:18 “No seas vengativo con tu prójimo, ni le guardes rencor. Ama a tu prójimo como a ti mismo. Yo soy el Señor.”

Ah, si nosotros lográramos cumplir este mandamiento no tendríamos guerras, no tendríamos pleitos callejeros, no tendríamos feminicios ni homicidios, ni todo este tipo de dificultades que estamos viviendo, porque la gran debilidad del ser humano es la falta de amor al prójimo. Y por eso Jesucristo resumió toda la ley. Todoel Antiguo Testamento nuestro Señor lo resume con estas palabras: Ama a tu prójimo como a ti mismo. Nadie se aborrece a sí mismo, por lo general uno se ama, y si usted no se ama, ámese, mírese al espejo tal como está y déle gracias a Dios que los espejos no hablan. Mírese al espejo y dígase a sí mismo, mi mismo te amo. Dígase a sí mismo que se ama.

Quiérase, porque si usted no se ama, menos va a amar a los demás. Si usted se mira moreno y quiere ser blanco, pídale perdón al Señor y déle gracias que lo hizo moreno. Y si usted es negrito mírese al espejo y dígale Señor, gracias porque soy negrito, yo puedo estar disfrutando del sol con más facilidad que los blanquitos, estos se asolean para verse un poquito más bronceados y lo que agarran es cáncer enla piel. Hayque amarse tal como uno es, ¿no les parece? Hay que estar agradecido como Dios lo hizo. Si Dios lo hizo a uno guatemalteco hay que estar agradecido y contento con ser guatemalteco.

Y si Dios lo hizo a usted salvadoreño, gócese con esos bolados que tiene por ahí, gócese con esas pupusas que usted come, disfrute porque es salvadoreño. Y si Dios lo hizo a usted mexicano, alégrese de ser mexicano. Y si Dios lo hizo a usted gringo, gócese con que es gringo. Y si Dios lo hizo a usted chino, disfrute porque es chino. Si lo hizo coreano también disfrute porque es coreado. Igual aquí le vamos a decir chino a todos los asiáticos, aquí vemos a uno con los ojos rasgados y todos son chinos sea de Corea, sea de China, sea de Japón, todos son chinos para nosotros. Es importante que nosotros aprendamos a amarnos y sobre todo a amar al prójimo.

La discriminación es todo acto de separar a una persona de una sociedad o formar grupos de personas a partir de criterios determinados. Cada vez que usted  está en un grupo que son ya amigos de mucho tiempo y llega uno nuevo es difícil abrir ese grupo y meterlo. Hasta tenemos aquella frase que decimos: ahora vamos a comer, pero solo los dela foto. Y¿yo qué? dicen los demás. Al menos para adentro y ¿yo qué? Y en eso debemos tener mucho cuidado que no ocurra dentro de la iglesia, porque la iglesia misma puede caer en ese tipo de discriminación. Aquí vamos a ir los maduros, los neófitos no. Aquí vamos a ir los viejos, los nuevos no. Aquí vamos a ir los que ya salimos de la Facultad de Liderazgo, los que ni han entrado no. Aquí vamos a ir los que hablamos en Espíritu, en lenguas extrañas. Los que no hablan lenguas extrañas no.

Tenemos que tener cuidado de no hacer discriminación de ninguna clase.

Hoy el mundo está sufriendo muchas cosas como consecuencia de la discriminación, es decir, la falta de amor al prójimo. Y eso no es una tarea fácil, amar al prójimo no es fácil. Estuve este año en Sudáfrica, fui invitado a una reunión con líderes importantes de distintos países del mundo y entonces aprovecharon para invitarme a predicar en varias congregaciones. En una el pastor es blanco y toda la congregación negrita, además lo acompañé a uno de los asentamientos humanos, los lugares carenciados que hay en Johannesburgo y en Pretoria. Esas ciudades están embellecidas y modernas debido a los eventos deportivos internacionales de gran magnitud que ahí se realizaron, pero a los lados están los anillos de pobreza, gente carenciada, hacinada,  pueblos enormes de gente muy pobre. Y había uno de ellos que tenía una playera del Real Madrid y lo llamé y le dije que me iba a tomar una foto con él, para mostrar que también en Pretoria hay del Real Madrid y no solo del Barsa. No podemos discriminar a nadie porque es del Real Madrid, ni porque es del Barsa. Si usted mira a un hermano con una playera del Real Madrid ¿qué va a hacer? Amarlo, – si mi Dios también es real mi hermano, venga para acá-. Ah, usted es del Barsa, venga para acá, Dios lo bendiga mientras dure Messi. En fin, usted debe estar ahí contento conla gente. Nopodemos discriminar a nadie ni porque es rojo o porque es crema. Hermanos en Cristo somos uno y delante de Dios somos iguales y Él nos ama de una manera igual.

El común denominador que tenemos en el mundo es que todos somos pecadores. Y Cristo murió en la cruz por nosotros. Juan 3:16 dice Porque de tal manera amó Dios al mundo ¿Qué quiere decir al mundo? Todos. Amó a los africanos, a los chinos, rusos, a los del Caribe, a los de Centroamérica. Dios amó a todo el mundo, que envió a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él crea  no se pierda, más tenga vida eterna. Hablaba con un joven predicador hace algunos años y me decía: No. No, nuestra iglesia es solo para empresarios, yo le decía: eso es discriminación. No podemos decir aquí no entran excepto los empresarios. Hace algunos años otro joven predicador  decía: La iglesia es solo para jóvenes y se regó y se decía que esa era una iglesia de jóvenes, hoy 17, 18 años después esos jóvenes ya no son jóvenes, ya son viejos. Y es que la iglesia de Cristo no puede ser solo para jóvenes o solo para viejos o solo para ricos o pobres. La iglesia de Cristo es para todos. Por eso usted es bienvenido aquí en la Fráter, porque la iglesia es para todos.

Cuando Marcos Witt acababa de tomar la iglesia de Lakewood Church, en el primer mes del pastorado me dijo: Quiero que tú seas el primer predicador invitado que venga a mi iglesia. Fui a predicar a esa iglesia hispana, y al presentarme dijo: “Yo he estado en muchas iglesias, pero Fraternidad Cristiana de Guatemala tiene una característica, usted puede ver a una alto funcionario público y a la par a un obrero, pero están cómodos uno a la par del otro”. ¿Por qué? Porque aquí estamos predicando el amor de Dios y amar al prójimo como a nosotros mismos. Usted puede ser un gran personaje y estar a la par de una persona desconocida, pero tanto usted como esa persona son conocidos delante de Dios, porque la sangre de Cristo ha sido derramada sobre sus vidas y les ha hecho hijos de Dios, tanto al uno como al otro.

En la Biblia encontramos muchos ejemplos de discriminación y de pleitos. Por ejemplo. Hechos 6:1 En aquellos días, al aumentar el número de los discípulos, se quejaron los judíos de habla griega contra los de habla aramea de que sus viudas eran desatendidas en la distribución diaria de los alimentos. Había necesidad de alimentar a las viudas, en ese entonces la mujer al enviudar quedaba totalmente desamparada. Hoy si quedan viudas no les afecta, porque hoy en día muchas mujeres son comerciantes, empresarias,  diputadas, vicepresidentas, gente que se sostiene a sí misma, tienen su preparación, su negocio, es más, a veces sostienen al esposo. En la época del Nuevo Testamento las mujeres estaban muy oprimidas, no podían ni entrar a la sinagoga, no podían participar en nada. Es más, Pablo las manda a callarse, porque hablaban mucho cuando empezaron a participar en las reuniones cristianas. Les decía cállense, las pobres eran tan ignorantes que tenían que preguntar  de todo. En esa época, las viudas griegas estaban siendo desatendidas, según decían ellas, les daban más a las arameas, como cuando leemos que el gobierno reparte las bolsas de alimentos a los de su partido y a los del otro partido no, eso lo oíamos en el gobierno anterior, eso lo oímos en el gobierno de ahora y hay diferencias. Si usted quiere recibir su bolsa afíliese al partido, eso es discriminación. Y eso era lo que estaba ocurriendo enla Iglesia. Y eso que los griegos eran los más afluentes dentro de la iglesia cristiana, eran los griegos los que más dinero aportaban para sostener la obra del Señor, pero sus viudas estaban sufriendo. Así que hubo que reorganizar la Iglesia y allí se nombraron a los primeros siete diáconos para que estos se dedicaran a distribuir equitativamente, sin discriminar, la ayuda que la iglesia ofrece a esta gente necesitada.

Otra vez la discriminación, es por tipo religioso como lo hemos visto, pero también en el libro de los Hechos 15 hubo un gran primer concilio de Jerusalén, el primer gran concilio de iglesia, porque dice en el versículo 1: Algunos que habían llegado de Judea a Antioquía se pusieron a enseñar a los hermanos: «A menos que ustedes se circunciden, conforme a la tradición de Moisés, no pueden ser salvos.» Ya la Iglesia en el Libro de los Hechos estaba formada, no solo por judíos, estaba formada también por no judíos. Todos los demás, los gentiles, también eran cristianos, pero hubo unos judíos que empezaron a decirles: si ustedes no se circuncidan, no pueden ser salvos. Había una discriminación de tipo religioso, Pero los versículos 19-21dice: »Por lo tanto, yo considero que debemos dejar de ponerles trabas a los gentiles que se convierten a Dios.  Más bien debemos escribirles que se abstengan de lo contaminado por los ídolos, de la inmoralidad sexual, de la carne de animales estrangulados y de sangre. En efecto, desde tiempos antiguos Moisés siempre ha tenido en cada ciudad quien lo predique y lo lea en las sinagogas todos los sábados.

La griega Voula Papachristou, fue expulsada de Juegos Olímpicos de Londres 2012 por una broma racista en twitter, por el Comité Olímpico de su país. La atleta de 23 años, especialista en salto triple, bromeó con el virus del Nilo occidental, una enfermedad de origen africano que produce encefalitis en equinos y humanos a través de la picadura de mosquito infectado. Ella puso en su twitter: “Con tantos africanos en Grecia los mosquitos del Nilo Occidental al menos tendrán comida de su casa”. Y eso fue suficiente para quela suspendieran. Cuantoschistes racistas hemos oído de los negritos, de los indígenas, de los ladinos, de los gallegos, de los huitecos en Guatemala, etc. Tenemos que pensar muy bien antes de utilizar esos calificativos despectivos.

El racismo es un enemigo del amor al prójimo, es una falta de amor al prójimo. El Pastor Alex cuando tenía 17 años lo enviamos a prepararse para servir al Señor a un buen Instituto Bíblico en Dallas, muy buenas referencias tenía yo de ese Instituto y ahí llegan estudiantes de todo el mundo para prepararse para ser obra misionera. Estuvo ahí  dos años, pero una de las cosas que le impresionó fue la discriminación racial. Increíble, pero entre “gente de Dios”, entre comillas, gente preparándose para servir a Dios en el campo misionero, les escribían notas a los japoneses que estaban estudiando ahí, algunos que dormían en el mismo dormitorio con mi hijo, diciéndoles que se fueran de regreso a sus casas, que no querían japoneses en la escuela bíblica.

¡Cómo puede meterse la discriminación! Entonces había dos grupos en la escuela bíblica: los nacionales y los internacionales. Y los internacionales eran vistos de menos. Donde quiera que usted se encuentre, aún dentro de la misma Iglesia, llega esta lamentable discriminación. Mire lo que dice Génesis 1:26, como ve Dios a todas las razas, y dijo: «Hagamos al ser humano  a nuestra imagen y semejanza.  Así que si usted ve a un chino está viendo la imagen y semejanza de Dios. Ve usted a un indígena y está viendo la imagen y semejanza de Dios. Ve a un ladino y está viendo la imagen y semejanza de Dios. Entonces cuando usted discrimina a cualquier persona, está dirigiendo su discriminación hacia su creador. Es como cuando a usted le dicen de su hijo: ese hijo que tiene es muy feo. ¿Cómo se siente cuando le dicen que su hijo es muy feo? Se siente mal. Por eso es que todos nosotros somos muy diplomáticos y muy políticos cuando hablamos de los hijos de alguien. A veces no nos atrevemos a decirle ¡que lindo su hijo! pero decimos igualito a usted. Porque todo papá ve a su hijo como lo máximo. Para una madre su hijo es lo más lindo que puede haber, para un papá su hijo es lo más hermoso que puede haber, el más inteligente del mundo. Usted tiene que tener cuidado de cómo trata a ese hijo, porque los papás pueden tomar a pecho la ofensa, el comentario. Yo quiero decirles que el creador de todos los seres humanos es Dios y a Él le desagrada la discriminación, por eso nosotros debemos amar al prójimo, porque Él es el creador de todos.

¿Cree que en Guatemala hay discriminación? Sí hay, para corregir ese problema social  que tenemos en el país hay que amar al prójimo. Ame a todos sin distinción, ame al indígena pobre, al indígena rico, ame a todos. Tenemos que aprender amar. Es difícil, pero empiece amando a su familia, en la misma familia hay de todo, porque a veces los hijos se consiguen de lo más curioso que puede haber en la sociedad y usted resulta emparentado a veces con toda clase de personas, entonces lo único que le queda es amar. Cuando estaba estudiando enla Escuela Normal Centralpara Varones había ciertos conflictos con los que estudiaban en el Instituto Adolfo V. Hall, porque ellos iban vestidos de militares, andaban bien erguidos. Cuando pasaban frente a la Normal les cantaban “un solo golpe al caite, un solo golpe al caite”. ¿Qué produjo eso? Animadversión, pleitos, líos. Y en esa época, 1963 los normalistas se pusieron tan rebeldes que vino Miguel Ydígoras Fuentes y militarizó a los normalistas y ahí estaba yo con uniforme de militar. El 15 de Septiembre andaba en el desfile “un solo golpe al caite, un solo golpe al caite”, con un corte militar.

Aprendí que los militares también son buena gente. Hay militares buena gente y también mala gente. Hay civiles buena gente, y hay civiles mala gente. El problema no está en el uniforme, el problema está en el corazón, por eso Dios dice: Dame hijo mío tu corazón, y te voy a dar un corazón nuevo. He visto militares quebrarse ante la presencia del Señor y hacer a un lado toda su formación para que el Señor los forme de nuevo, y aprovechar esa formación que tienen para servirle bien al prójimo. Tenemos que amar al prójimo y el prójimo es el que está más próximo. Al que más le cuesta amar es a su marido, ámelo. Cuando ve esa película Durmiendo con el enemigo piensa en su marido, ámelo. Ame a su mujer.

He aconsejado a los que tienen hijos e hijas adolescentes casaderos y casaderas que cuando lleguen con sus amigos y amigas, con los que están saliendo, no los trate mal, no les haga malas caras, trátelos bien, porque posiblemente esa muchacha que está llegando va a ser la madre de sus nietos. Por eso a todas las patojas que vi que llegaron con mis hijos a todas las traté bien y hoy en día  me quieren todavía. ¿Por qué? Porque las traté bien. ¿Por qué tenemos qué tomar malas actitudes con la gente, si la Biblia dice que no debemos guardar rencor contra nadie? Y aquí se le va a complicar la vida a usted. ¿Tiene rencor contra alguien? ¿Tiene usted rencor contra alguien? Hay quienes todavía no perdonan a Jorge Ubico, los metió presos y no lo perdonan. Hay quienes no perdonan todavía a Ríos Mont, hay quienes no perdonan todavía a Portillo, a Berger, a Colom, Pérez Molina, no digamos a Serrano Elías. Hay rencor.

¿Qué tenemos que hacer si somos cristianos con ese rencor que a veces nos nace en el corazón? ¿Vengarnos? Rencor, venganza. Un filósofo mexicano decía: “La venganza nunca es buena, mata el alma y la envenena”. La venganza nunca es buena. Me impresiona grandes hombres de este mundo que han logrado dominar esos rencores y perdonar. Nelson Mandela, increíble, Mahatma Gandhi y agregue a esa lista su nombre, y el mío. Voy a perdonar a esa vieja, a ese viejo, a ese maestro, a este catedrático que me hizo hacer mi tesis veinte veces.

El odio nos lleva a matar como Caín mató a Abel, su propio hermano por la envidia de ver que Dios se agradó con la ofrenda de Abel, pero no conla suya. Cuántasideas ha tenido usted debido al odio que tiene, de buscar cómo vengarse. El odio siempre nos lleva a hacer locuras, a convertirnos en oposición, a crear división y a buscar la destrucción de aquellos que odiamos. Cuántos matrimonios se han destruido por el odio haciala pareja. Cuántoshijos no han matado a sus padres por el odio hacia ellos. Cuántas maldades se han realizado por causa del odio. Cuántos muchachos han descuartizado a otros y lo han tirado al pozo o lo han ido a tirar a la puerta del Congreso o han tirado la cabeza en un lado y los brazos en otro, todo ¿por qué? por el odio.

Guatemala va a cambiar y el mundo va a cambiar solo cuando nosotros aprendamos amar al prójimo. Proverbios 10:12 dice El odio es motivo de disensiones, pero el amor cubre todas las faltas. Le he dicho a los jóvenes a través de los años, si ustedes van  por la calle en su automóvil y alguien los insulta y se acuerda de su querida mamá, considérese huérfano, perdone inmediatamente esa ofensa. Porque he visto a otros por no perdonar la ofensa inmediatamente, y responder vengativamente terminan baleados, terminan muertos, hospitalizados, perdiendo un riñón, una vida. Proverbios l7:9 El que perdona la ofensa cultiva el amor; el que insiste en la ofensa divide a los amigos.

Romanos 12:19-21 No tomen venganza, hermanos míos, sino dejen el castigo en las manos de Dios, porque está escrito: «Mía es la venganza; yo pagaré», dice el Señor. Alégrese de que la venganza está en manos de Dios. Él se va a vengar por usted, por todos. No tenemos que tomar la venganza en nuestras manos, Dios se encargará.

Antes bien, «Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; si tiene sed, dale de beber.
Actuando así, harás que se avergüence de su conducta.»No te dejes vencer por el mal; al contrario, vence el mal con el bien. ¡No se deje vencer por el mal!

Escuche

La fe viene por el oir…

 

Vea

Como en casa aún en el extranjero…