LibrosPastorJorgebanner01

Abrazos-Banner

Lea

La esencia de prédicas para leer en menos de 5 minutos…

Vivimos en una sociedad que está practicando lo que conocemos como un relativismo ético en claroscuro conductual, es muy difícil ahora para algunos puntualizar que  es bueno y que es malo. Muchos han llegado a concluir que cada quien define que es bueno y que es malo y eso nos ha puesto verdaderamente en un callejón sin salida, porque necesitamos saber cómo enseñar a nuestros niños y jóvenes lo que es bueno y lo que es malo. La palabra “depende” es comúnmente utilizada hoy para establecer lo que es bueno y lo que es malo. En las conversaciones frecuentes se tocan temas que hace algún tiempo eran claramente malos y que ahora pueden ser buenos. Escuchamos, por ejemplo, a personas que dicen “Me dieron más dinero de vuelto del que me debían dar, más cambio del que me debían dar”, celebran en vez de reconocer que es malo quedarse con un dinero que no es nuestro, y los amigos le dicen “Que suerte la tuya”, “Que lástima que a mí no me dan vuelto demás”. En vez de entender que eso no es correcto.

Otros llevan una vida de relaciones sexuales prematrimoniales y extra matrimoniales pero justifican su vida diciendo que llevan una conducta sexual responsable. ¿Y por qué es responsable? ¡Ah! Porque usan preservativos, usan condones para no embarazar a la señorita. Y, entonces, si se lleva en la vida una conducta sexual “responsable”, no es malo, ni estamos contagiándonos de enfermedades ni estamos embarazando a la jovencita, por lo tanto, piensan, que es una “conducta” buena, entre comillas.

Me he encontrado hasta con predicadores que me invitan a comer y ellos mismos piden la botella de vino y no son italianos, ni españoles, son puros guatemaltecos que les gustaba bailar el son. Ellos lo ven normal y muy común. Hay quienes se emborrachan, pero dicen que son responsables porque no manejan cuando están bolos, le piden a la esposa -que no toma- que maneje o se lo piden al amigo que no toma. Por lo tanto, ellos creen que por ser responsablemente borrachos o borrachos “responsables”, entre comillas, no hay nada de malo. Así que la pregunta ¿es bueno o malo emborracharse si uno es un borracho responsable que no maneja cuando está ebrio o no le hace daño a otros?

Y los jóvenes ahora en sus relaciones de noviazgo dicen que no se van a casar, sino solo se van a unir, para probar. ¿Es malo o bueno unirse en lugar de casarse?

Cómo podemos nosotros establecer conductas claras, bueno o malo, blanco o negro, correcto o incorrecto. Muchos hablan de que dicen mentiras blancas, medias verdades. No existen medias verdades ni medias mentiras. Hay mentiras y hay verdades, simplemente.  “Ustedes son la luz del mundo, el que me sigue –dijo Jesús- no andará en tinieblas sino que tendrá la luz de la vida”. Jesucristo nos enseñó claridad, Él es quien establece lo que es bueno y lo que es malo, no es la cultura. No es la sociedad. Lo bueno o lo malo lo establece Jesucristo, Dios en su santa Palabra nos dice claramente lo que debemos hacer  y lo que no debemos hacer.

Los cristianos creemos firmemente que quien define lo que es bueno y lo que es malo es Dios y lo define por lo que dice Su Palabra. La Biblia enseña claramente lo que es bueno y lo que es malo, por ejemplo, ¿cómo sabía Adán y Eva lo que era bueno y lo que era malo al principio? No existía la marihuana, no existía la industria licorera, no existía pornografía en internet, no existía todo lo que existe hoy, pero el Señor les dijo claramente lo que era bueno y lo que era malo. En Génesis 2:15-17 nos dice queDios el Señor tomó al hombre y lo puso en el jardín del Edén para que lo cultivara y lo cuidara”, porque hay quienes  piensan que el trabajo es consecuencia del pecado de Adán, es una instrucción y responsabilidad que Dios le dio al hombre desde que lo puso, antes que pecara. Sigamos en el v16 “y le dio este mandato: «Puedes comer de todos los árboles del jardín, pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no deberás comer. El día que de él comas, ciertamente morirás”. Y morirás significa serás separado de la relación conmigo, muerte significa separación.

Cuando usted muere como murió Adán, espiritualmente, su relación, su comunión con Dios se separó. Todo el que quebranta los mandamientos de Dios experimenta lo mismo, que experimentaron los primeros pecadores: miedo, vergüenza y castigo. Cuando quebranta un mandamiento de Dios, lo más probable es que va a sentir miedo y vergüenza y por eso se esconde, se aleja de los hermanos de la célula. Las personas se alejan de las reuniones, porque ha habido un quebrantamiento del mandamiento de Dios. Y por eso Adán y Eva después que comieron del fruto se escondieron. Dios promete vida eterna al que se arrepiente de sus pecados y guarda sus mandamientos, y castigo eterno al que vive de acuerdo a su propia ley y sin obedecer sus mandamientos.

Existe una advertencia en la Biblia, para quienes a lo que Dios llama bueno  lo llaman malo y a lo que Dios llama a malo lo llaman bueno. En Isaías 5:20-25 “¡Ay de los que llaman a lo malo bueno y a lo bueno malo, que tienen las tinieblas por luz y la luz por tinieblas, que tienen lo amargo por dulce y lo dulce por amargo!”. Cada vez que usted lea en la Biblia la palabra ay quiere decir que viene juicio de Dios. Usted trabaja en una oficina en la que todos tienen una vida de fornicación, desorden y adulterio y usted se mantiene fiel a su esposa ¿qué le dicen sus compañeros? Eso está malo, comentan. Tiene una discusión con su pareja y en vez de darle una somatada como el vecino, usted se sienta a conversar, a platicar hasta resolver su diferencias y entonces le dicen que eso estuvo malo. -Qué buena parranda la que tuvimos anoche-, ¿por qué fue buena? Porque terminaron debajo de las mesas, desnudos, borrachos. A eso le llaman bueno. A lo malo lo llaman bueno.

Usted es un trabajador, por ejemplo, que está dispuesto a quedarse más tiempo en su trabajo, que está dispuesto a dar un poco más de lo que debe dar, que sigue el ejemplo de caminar la segunda milla y esforzarse más. Los demás vienen y le dicen que no sea culebra, que no sea chaquetero, que les está complicando la vida, bájale el ritmo. A lo malo le llaman bueno y a lo bueno lo llaman malo.

También dice en el v.21 ¡Ay de los que se consideran sabios, de los que se creen inteligentes! Porque los que se creen sabios e inteligentes a menudo se vuelven necios y dice como el Salmo diga el necio en su corazón no hay Dios. En el v. siguiente; ¡Ay de los valientes para beber vino, de los valentones que mezclan bebidas embriagantes, de los que por soborno absuelven al culpable, y le niegan sus derechos al indefenso! Ay de ustedes jueces que se dejan corromper por una mordida y sueltan al culpable y detienen al inocente y a eso le llaman bueno. Por eso, así como las lenguas de fuego devoran la paja y el pasto seco se consume en las llamas, su raíz se pudrirá y, como el polvo, se disipará su flor. Porque han rechazado la ley del Señor Todopoderoso y han desdeñado la palabra del Santo de Israel. Por eso se enciende la ira del Señor contra su pueblo, levanta la mano contra él y lo golpea; las montañas se estremecen, los cadáveres quedan como basura en medio de las calles. Con todo, no se aplacó su ira, y su brazo aún sigue extendido”.

Nos hemos preguntado ¿por qué hay tantos muertos en nuestros países, y por qué hay tanta violencia y por qué los muertos quedan tirados como basura por las calles? Y es porque hemos olvidado guardar y de obedecer los mandamientos del Señor. Hemos relajado nuestra conducta y hemos acomodado nuestra mente a este mundo. Dios quiere que nosotros seamos gente ejemplar. En esta sabiduría contemporánea relativista de una ética de situación, tenemos que entender que algunas de las escenas ya mencionadas tienen que llamarse claramente como incorrectas, como malas, como pecaminosas. Le dieron más vuelto del debido, ¿qué dice la Biblia cuando toma algo que no es suyo? Que usted es ladrón, ¿o no dice así la Biblia? En  Éxodo 20:15 dice “No robes”. Hay señoras que meten la mano en la bolsa del marido, hay maridos que se quedan con el gasto de la señora, hay hijos que se quedan con el vuelto de los papás, también eso es robar. Usted seguramente ha robado algo, pero dice Efesios 4:28El que robaba, que no robe más, sino que trabaje honradamente con las manos para tener qué compartir con los necesitados”. Trabajamos para tener que compartir, por eso es importante trabajar para tener que compartir.

El Señor protege el derecho de la propiedad privada. Quedarnos con un vuelto equivocado, mayor al que debemos recibir, es malo, es pecado, es ser un ladrón. 1 Corintios 6:9-11 ¿No saben que los malvados no heredarán el reino de Dios? ¡No se dejen engañar! Ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los sodomitas, ni los pervertidos sexuales, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los calumniadores, ni los estafadores heredarán el reino de Dios. Y eso eran algunos de ustedes. Pero ya han sido lavados, ya han sido santificados, ya han sido justificados en el nombre del Señor Jesucristo y por el Espíritu de nuestro Dios”.

Dios prohíbe toda relación sexual antes del matrimonio y fuera del matrimonio, así que no tenemos para donde perdernos. Una relación sexual responsable no es la que se tiene usando métodos anticonceptivos para evitar embarazos. Es la que se tiene dentro del compromiso del matrimonio hasta que la muerte los separe. Un preservativo puede evitar un embarazo y proteger de enfermedades venéreas, pero no existe un preservativo que proteja su corazón y la mente. Por eso la Biblia dice que ni los fornicarios, ni los adúlteros, ni los sodomitas, ni los pervertidos sexuales heredarán el reino de Dios. ¿Y qué dice la Biblia sobre emborracharse? Pues acabamos de leer que los borrachos no heredarán el reino de Dios. Si usted se toma una copa de vino también le voy a ser sincero, no va a perder la salvación, se va a estrellar por allí, pero más vale seguir el consejo de Proverbios 31: 4 No conviene que los reyes, oh Lemuel,  no conviene que los reyes se den al vino, ni que los gobernantes se entreguen al licor. Aquí todos somos reyes y reinas porque somos hijos del Rey, somos real sacerdocio, que beban los amargados, que traguen los desesperados, pero los hijos del Rey no. Los presidentes no deben tomar, sea presidente de Guatemala, México, Honduras, Obama, etc. Que los gobernantes no beban licor dice aquí claramente la escritura, ¿por qué? Aquí está la explicación: no sea que al beber se olviden de lo que la ley ordena  y priven de sus derechos a todos los oprimidos.  Dales licor a los que están por morir,  y vino a los amargados; ¡que beban y se olviden de su pobreza! ¡Que no vuelvan a acordarse de sus penas! ». Ya vienen las fiestas navideñas y se van a poner de moda otra vez los convivios, tenga cuidado, no caiga en esa tentación, emborracharse es pecado, es algo que impide que la gente vaya al cielo.

¿Y la Biblia que dice sobre casarse o unirse?  Génesis 2:21-25 “Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán,  y mientras éste dormía,  tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar.  Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre. Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne;  ésta será llamada Varona,  porque del varón fue tomada. Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer,  y serán una sola carne. Y estaban ambos desnudos, Adán y su mujer,  y no se avergonzaban. Por qué no se avergonzaban Adán y Eva de estar desnudos el uno con el otro. Porque cuando Dios los creó, las relaciones sexuales entre Adán y Eva eran normales, era tan natural como tomar agua cuando se tiene sed. Cuando un hombre y una mujer se casan se vuelven una sola carne, separarlos es difícil. La relación de matrimonio debe durar hasta que la muerte los separe, una separación anterior a esta siempre va a causar mucho daño. Las parejas cuando tienen problemas lo primero que piensan es en separarse, en dejarse. Mi estimado amigo casado, mí estimada casada ustedes va a continuar hasta el final. Los casados debemos entenderlo y los que están solteros también. El matrimonio es el compromiso total. No me gusta decirle a la pareja que el matrimonio es la emoción más grande de todo. No es cierto, el matrimonio es el compromiso total de la persona total. Tampoco vamos a decir que vamos a estar juntos hasta que las deudas nos separen, ustedes tienen que estar de acuerdo a  salir de deudas juntos. Tenemos que estar casado en las buenas y en las malas, en salud o en enfermedad, jovencitos o arrugaditos.

Así que amemos con todo el corazón y guardemos su mandamientos para que vivamos en paz con Él y con el prójimo, y por eso invitamos a todos a formar parte de la Facultad de Liderazgo que empieza cada primer domingo de mes, para que estudien un poco más de la Palabra del Señor. Todo lo que Dios prohíbe es para nuestro bien. Por eso los padres tenemos la gran responsabilidad de enseñar bien a nuestros hijos de lo que es bueno y de lo que es malo, de lo que es correcto y de lo que es incorrecto. Abra su Biblia en Deuteronomio 6:4-9 tenemos que inculcar a la siguiente generación en el amor a Dios y guardar sus mandamientos: “»Escucha, Israel: El Señor  nuestro Dios es el único Señor. Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con todas tus fuerzas. Grábate en el corazón estas palabras que hoy te mando. Incúlcaselas continuamente a tus hijos. Esa es la gran responsabilidad de los papás: inculcar continuamente a nuestros hijos estos mandamientos. Háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes. Átalas a tus manos como un signo; llévalas en tu frente como una marca; escríbelas en los postes de tu casa y en los portones de tus ciudades”. Que nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos aprendan de lo que es bueno y malo a la luz de la Biblia, así tendremos una generación conforme al corazón de Dios. Una generación que se evitará muchísimos sufrimientos y vivirá en paz. ¿Qué está haciendo para enseñarles a sus hijos sobre el mandamiento de Dios?

Escuche

La fe viene por el oir…