Abrazos-Banner

Lea

La esencia de prédicas para leer en menos de 5 minutos…

Nos preocupa la salud corporal y, con sobrada razón, debemos ser muy cuidadosos de ella, mantenernos en buena condición física, alimentarnos bien, dormir bien, hacer ejercicios, para cuidarnos, porque nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo. Y por eso cuando hablamos de la salud tenemos que pensar que en 3 Juan 2 dice: Amado, yo deseo que seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma. Tres elementos claves en la vida del ser humano: salud, dinero y amor.

No hay duda que es importante disfrutar de la salud, porque a veces pasa, como decían de Romero: ahí va Romero. Gastó su juventud en hacer dinero, luego gastó su dinero para recuperar la salud. Ahí va Romero sin salud y sin dinero en un ataúd. Así es la vida, se gasta en hacer dinero, después se gasta el dinero en recuperar la salud y después de todos modos se muere. Y todo aquello que robó nuestro tiempo, nuestra atención, nuestras energías se queda. Juan dice: “Así como prosperas espiritualmente”. Por eso debemos tener cuidado, no sólo de nuestra salud física, debemos cuidar también nuestra salud espiritual, nuestra salud mental, nuestra salud doctrinal.

¿Qué será que a veces encontramos a señoritas y a jovencitos que han crecido dentro de la iglesia, han llegado a participar de los distintos ministerios, son hijos de padres cristianos, maduros, responsables, pero de pronto los muchachos o las muchachas -como decimos corrientemente en Guatemala- meten las patas. Se equivocan, cometen un gran error y por más que sea hijo de un reconocido líder de la iglesia pasan por situaciones embarazosas, a veces literalmente embarazan a una jovencita o la jovencita se deja embarazar y empieza a sufrir las consecuencias, empieza alinearse con la multitud de madres solteras o con la multitud de matrimonios forzados que comienzan, pero que no terminan bien, porque comienzan mal. A veces se nos ha metido la idea equivocada que un matrimonio va a corregir un grave error y eso, a menudo, es un error que encubre otro error. Luego tenemos a una parejita que iniciaron su matrimonio forzado y sostenido por ambos pares de padres, pero que a la hora de vivir sufren las consecuencias, cuando hay niños de por medio. La situación se complica.

Lo que ocurre con muchas de estas jovencitas, es que han enfermado su doctrina, han contagiado su doctrina con virus de situación relativista, han afectado su manera de pensar con la idea de que hoy nada es malo. Ahora ya no se habla de un blanco y negro, se habla de un claroscuro, de colores y de situaciones. Se dejan contaminar por ideas erróneas.

La conversación común entre señoritas será ¿Y tú eres virgen? Y muchas señoritas en vez de decir “sí, soy virgen, gracias a Dios soy virgen”. Hay unas que en voz baja dicen “sí todavía soy virgen”. Como que se ha cambiado la manera de pensar. A lo malo le dicen bueno y a lo bueno le dicen malo. Ser virgen no es pecado, ser virgen es una bendición, tanto para hombres como para mujeres. Que importante es poder llegar a su matrimonio virgen. Algunos dicen: eso es para los viejos cuadrados, eso es del siglo pasado, eso ya pasó de moda. Desde que yo tengo memoria, siempre ha habido un combate en contra de la virginidad. En mi época, en los autobuses había un rótulo que ponían los autobuses que decía: “La virginidad produce cáncer, vacúnese”, y han vacunado desde aquel entonces, por todos lados. Cuesta, ahora, encontrar jóvenes y señoritas que estén plenamente convencidos que la virginidad vale la pena.

Esta semana me entrevistaron de un telenoticiero y me preguntaba el reportero, ¿Hay alguna base bíblica que diga que uno debe ser virgen? Por supuesto, le respondí, la Biblia enseña que el hombre dejará su padre y a su madre y se llevará a su mujer y los dos serán una sola carne. Es hasta cuando se casan que empiezan las relaciones sexuales, que no son pecado, siempre y cuando se practiquen dentro del matrimonio, pero cuando empiezan “que mejor probemos a ver si nos va bien y después nos casamos”. Por lo general prueban y después se separan y quedan niños de por medio.

Así como el estómago es para la comida, el cuerpo es para el sexo, dicen algunos. Vean lo que dice en 1 Corintios 6:12-16 dice: “Todo me está permitido”, pero no todo es para mi bien. “Todo me está permitido”, pero no dejaré que nada me domine. “Los alimentos son para el estómago y el estómago para los alimentos”; así es, y Dios los destruirá a ambos. Pero el cuerpo no es para la inmoralidad sexual sino para el Señor, y el Señor para el cuerpo. Con su poder Dios resucitó al Señor, y nos resucitará también a nosotros. ¿No saben que sus cuerpos son miembros de Cristo mismo? ¿Tomaré acaso los miembros de Cristo para unirlos con una prostituta? ¡Jamás! ¿No saben que el que se une a una prostituta se hace un solo cuerpo con ella? Pues la Escritura dice: “Los dos llegarán a ser un solo cuerpo.”

Y por eso cuando usted se une con alguien usted comparte todo lo que ese alguien tiene. Y si esa persona está contaminada de sida ¿qué va a tener usted? Sida, porque el sida sí da. Allá en los 90 me invitaron de la Organización Mundial de la Salud y de la Organización Panamericana de la Salud al primer congreso sobre el sida, para lideres religiosos, y en Antigua Guatemala nos juntamos pastores, curas y de otras congregaciones y nos dijeron los delegados de ambas organizaciones: “Tenemos serios problemas por el sida, la gente no entiende lo grave que es. Necesitamos que ustedes nos ayuden desde los púlpitos a recordarles a todos que la única manera de no ser contagiado de sida, es por medio de la abstinencia total”. Con una vez que pruebe ya estuvo.

A veces los jóvenes dicen:
-Pastor, pero si solo una vez lo hice y quedó embarazada.
Y la señorita me dice:
-Sólo fueron juegos, no hubo penetración y quedé embarazada.

¡Ojalá embarazada, a veces infectada! Esto no es para jugar, juegue todo lo que quiera, pero dentro del matrimonio. El sida, sí da. Por eso nos decían háblenle a su gente desde el púlpito, para que cada oveja busque a su pareja. Y ahí fue donde se me ocurrió aquella frase que he hecho famosa ya en algunos lugares que dice: “Más vale vieja conocida que joven con sida.

En algunas ocasiones les dicen a las jovencitas: ¿y tú le pides permiso a tus papás para salir? En estos tiempos ya no se pide permiso, además ya eres mayor de edad, ¿por qué vas a pedir permiso para dormir afuera? Vente conmigo de mochilera tres meses a Europa y allá les mandas un correo avisando dónde estás. Doctrina errónea. La Biblia dice “Honra a tu padre y a tu madre para que te vaya bien en la tierra y seas de larga vida”. Obedezcan a sus padres, dice la Escritura.

Y como estamos leyendo la carta a Tito, vamos a ver que nos dice en 1:10-16; 2:1 Y es que hay muchos rebeldes, charlatanes y engañadores, especialmente los partidarios de la circuncisión. A ésos hay que taparles la boca, ya que están arruinando familias enteras al enseñar lo que no se debe; y lo hacen para obtener ganancias mal habidas. Fue precisamente uno de sus propios profetas el que dijo: “Los cretenses son siempre mentirosos, malas bestias, glotones perezosos.” ¡Y es la verdad! Por eso, repréndelos con severidad a fin de que sean sanos en la fe y no hagan caso de leyendas judías ni de lo que exigen esos que rechazan la verdad. Para los puros todo es puro, pero para los corruptos e incrédulos no hay nada puro. Al contrario, tienen corrompidas la mente y la conciencia. Profesan conocer a Dios, pero con sus acciones lo niegan; son abominables, desobedientes e incapaces de hacer nada bueno. Tú, en cambio, predica lo que va de acuerdo con la sana doctrina.

Y eso es lo que necesitamos, sana doctrina. En la iglesia cristiana, en la isla griega de Creta, se habían infiltrado líderes que enseñaban lo que no se debe. Eran líderes de la circuncisión, así se identifica en la Biblia a los creyentes judíos que obligaban a los creyentes gentiles a practicar ritos judíos. La iglesia, al principio, Pablo, Pedro, la virgen María, los120 en el Aposento Alto con los que empezó la iglesia eran judíos y para ellos era normal guardar todos sus ritos, pero luego vinieron los creyentes gentiles y estos no eran judíos y empezaron a aparecer maestros y lideres diciéndoles: Si quieren ser cristianos de verdad, tienen que guardar los ritos, para empezar a todos los hombres los vamos a circuncidar.

Hubo un concilio en Jerusalén, en Hechos 15 lo puede leer, ahí se estableció que los cristianos no judíos no tenían por qué guardar todos los ritos y costumbres judías y dice: “Nada más que se aparten de la fornicación, de lo consagrado a los ídolos”. Se sintió un alivio para todos los gentiles. Estos que enseñaban doctrinas erróneas eran, según leímos, rebeldes que rehúsan subordinarse a la autoridad. ¿Cómo es usted, se sujeta o es uno de estos rebeldes? Nos tenemos que cuidar de la rebeldía. Charlatanes, impresionan con lo que dicen y cómo lo dicen, pero su hablar no logra nada constructivo. Engañadores estaban arruinando a familias enteras. Debemos tener cuidado.

Algunas enseñanzas equivocadas que han querido infiltrarse en la iglesia dicen: “existe el sexo seguro”. Los condones no dan sexo seguro, usted puede utilizar condones para tener relaciones sexuales y de todos modos terminar infectado de algunas enfermedades. El único sexo seguro se da entre esposo y esposa. Si es que no andan haciendo travesuras en la calle, porque a veces cuando andan en la calle le traen a la señora regalos inesperados y resultan todos infectados. ¿Se ha hecho el examen para saber si tiene sida? Yo ya me lo hice, Si no se lo ha hecho tiene sida hasta que se compruebe lo contrario. La Biblia enseña que el sexo antes y fuera del matrimonio es pecado. Es mejor que nos convenzamos de una vez que es pecado y sus consecuencias son devastadoras.

Otros le dicen a nuestros hijos y a veces a nosotros mismos: -Si todos piden una comisión, págala, si no ese contrato no te va a salir. Y no se refieren a negocios sólo con el estado, se refieren a negocios con la iniciativa privada. Hoy están tan corruptos en el estado como en la iniciativa privada. Hay quienes piden mordida para dar algún contrato. ¿Será eso correcto? Al menos que usted trabaje por comisión. Pero una cosa es que usted sea jefe de compras de una empresa y para comprar algún producto les exija a los proveedores una comisión. Eso es corrupción. Como es creyente no le llama mordida, le llama ofrenda. Usted llámelo como lo quiera llamar, pero eso es corrupción. La Biblia habla mucho en contra del soborno, no lo favorece.

Otros dicen: “¿Para que ir a la iglesia? No es necesario, Dios está en todos lados y donde quiera que te encuentres ahí va a estar, ahí puedes hablar con Él”. Pero la Biblia dice: “Que no debemos dejar de congregarnos como algunos tienen por costumbre, cuando nos congregamos podemos tener ánimo unos con otros”, podemos compartir el servicio unos con otros. Cuando usted deja de congregarse es como cuando se saca un leño de una hoguera, el leño lejos de la hoguera se apaga. Lo mismo ocurre con un creyente cuando se saca de la relación de los cristianos, se apaga. Pierde el entusiasmo por amar a Dios, servir a Dios y al prójimo.

Otros le dicen: “Usted puede hablar como quiera, usar todas las palabras que te enseñamos allá en nuestra casa. En Zacapa con cariño nos decimos las cosas y entre más malcriadas son las frases, más cariño te tenemos”. Debemos usar un lenguaje decente, correcto adecuado. ¿Qué tiene de malo que los patojos conozcan al mundo? Dicen otros, Que vayan a fiestas, que se tomen una cervecita, se fumen un cigarrito ¿seguimos? Una línea de coca, una “prostitucita”. Si vamos en esa línea sigamos, la misma cosa es que ellos prueben, muchos por probar se han quedado enganchados a la cocaína, a la nicotina, al alcoholismo, a la perversión, a la inmoralidad. Debemos enseñar a nuestros jóvenes y señoritas que sólo hay dos reinos, el reino de la luz y el reino de las tinieblas. Y si estamos en el reino de la luz que Dios nos ayude a conducirnos como hijos de la luz.

Yo era adolescente de unos 14 años, este Pastor había tenido una experiencia tremenda, había sido borracho, charamilero. Iba en la línea del ferrocarril esperando encontrarse con el tren para quitarse la vida. Antes se encontró con una iglesia que era donde yo me había criado. Entró, había un servicio, se convirtió a Cristo, fue a la escuela bíblica y llegó a ser el Pastor de la iglesia.

-Don Ramón le digo yo-, como quisiera tener un testimonio como el suyo. Decir fui borracho, me quedé tirado y miren ahora cómo estoy, gracias al Señor.
-¡Ah! Jorgito – me dice don Ramón-, yo quisiera tener un testimonio como el tuyo, porque la Biblia dice en el Salmo 1: “Bienaventurado el varón que no anduvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado; sino en la ley de Jehová está su delicia y en su ley medita de día y de noche”. Si usted logra que sus hijos no tengan que ir a probar el mundo sino que caminen en la vía recta, en el camino del Señor, usted va a tener mejores resultados, aunque los demás los presionen, porque no ha participado de su pecado.

Otros dicen: Mejor que mi hijo escoja su fe cuando sea grande. Bueno, si va a usar ese argumento escoja si va ir a estudiar o si no que vaya a estudiar cuando sea grande. Si no se quiere bañar, déjelo que se bañe cuando sea grande. Si no se quiere cepillar los dientes, déjelo, que se los cepille cuando sea grande. Sino quiere ir a la iglesia, déjelo que venga cuando sea grande. Grande va a ser el clavo que le va armar el hijo. La Biblia dice: “Instruye al niño en su camino aún cuando sea viejo no se apartará de él”. Una señora me dijo que su hijo de doce años no quiere ir a la iglesia. Le dije que mientras coma, viva, le laven la ropa en su casa y viva con el dinero que usted lleva a su casa, ese patojo tiene que hacer lo que usted diga. Usted es la autoridad en esa casa.

Tenemos que taparle la boca a todos estos que están hablando barbaridades en la mente de nuestros hijos, tenemos que amar al pecador sea homosexual o no sea homosexual, pero tenemos que aborrecer el homosexualismo. Dios aborrece el homosexualismo, ama al homosexual no para que sea siendo sino para que se corrija y cambie su conducta, porque esa es una conducta aprendida. Tenemos que rechazar estas enseñanzas erróneas que están llegando a nuestras mentes.

Ame a cualquier pecador, sea adúltero, sea fornicario, sea ladrón, sea secuestrador, sea inmoral, ámelo, pero aborrezca el pecado, aborrezca lo que hace. Dios ama al pecador, pero aborrece al pecado. Y por eso Pablo le dice a Tito hay que taparles la boca. En Tito 1:12 leemos: Fue precisamente uno de sus propios profetas el que dijo: “Los cretenses son siempre mentirosos, malas bestias, glotones perezosos.” ¡Y es la verdad! Por eso, repréndelos con severidad a fin de que sean sanos en la fe y no hagan caso de leyendas judías ni de lo que exigen esos que rechazan la verdad. Para los puros todo es puro, pero para los corruptos e incrédulos no hay nada puro. Al contrario, tienen corrompidas la mente y la conciencia. Las enseñanzas equivocadas suenan bonito y peor cuando están mezcladas con algo de verdad, pero no haga caso a enseñanzas contrarias a la Escritura.

Es importante leer la Biblia para ser sabios, creerla para ser salvos, practicarla para ser santos y proclamarla para ser cumplidores de la Gran Comisión. La gente quiere oír que usted le diga que está bien lo que hace. Aquellos que hasta se creen parte del anticristo, hijos del diablo, están convencidos de que están en lo correcto. Mis hermanos amados. Nosotros tenemos que taparles la boca, no ponerles oídos. Debemos dedicarnos a predicar lo que va de acuerdo a la sana doctrina, siendo esta la enseñanza original y pura que Tito recibió del apóstol Pablo sobre la promesa de Jesús y del Evangelio de la gracia. Recuerde, gracia no es licencia para seguir pecando. Gracia no es licencia para seguir en la maldad.

Déjeme darle tres consejos para que usted evite estos errores.
1.- Inscríbase en la Facultad de liderazgo, es un antídoto contra el error. Va a estudiar ocho meses en la Facultad de Liderazgo, le servirá como antídoto contra el error, le permitirá conocer la doctrina básica, la visión de la Fráter, como encaja usted y sus talentos en el llamado. Ésta inicia el primer domingo de cada mes. Este mes iniciaron más de 160 alumnos. Puede inscribirse en el Centro de Información por 25 quetzales por bimestre, poco más de 3 dólares y le incluye su manual. Se imparte en Fráter Ciudad San Cristóbal los domingos a las 8 de la mañana y en Fráter Roosevelt los domingos a las 9.30 a.m. Además de estudiar, asistirá a un retiro espiritual, leerá el Nuevo Testamento en 130 días. Identificará en qué área puede servir, tendrá dos maestros que le ayudarán a crecer en su fe, conocerá a miembros de la Fráter con una pasión por ser cada día más como Jesús.

2.- Asista a una célula, porque es otro antídoto contra el error, ahí va a estudiar con otros hermanos la Palabra del Señor y al tener a quien rendir cuentas le ayudará a mantenerse en el camino correcto. En el grupo pequeño que es la Fráter por las casas. Va a edificarse. Ubique en el Centro de información dónde hay células.
3.- Sirva en un ministerio donde estamos activos sirviendo a Dios. Eso nos ayuda a mantenernos más en contacto con nuestro deber cristiano y con nuestra responsabilidad con el Señor.

Siempre existirán falsos maestros difundiendo falsas enseñanzas. Si nos dedicamos a predicar la sana doctrina e impedimos que los falsos maestros difundan sus enseñanzas, estaremos dejando que al igual en Creta, se arruinen familias enteras y muchos corazones sean lastimados, por las consecuencias del error.

Escuche

La fe viene por el oir…