Abrazos-Banner

Lea

La esencia de prédicas para leer en menos de 5 minutos…

Todos los que tenemos una familia hemos tenido una infinidad de problemas. Con los hermanos, con los papás, con nueras, con yernos, con las suegras, con los suegros, con los tíos, con los sobrinos. Los problemas llegan. Una familia que no tiene problemas, es una familia que vive en el cementerio, toda familia que vive en la faz de la tierra tiene algún tipo de problemas. Toda familia por muy rica que sea o por muy modesta que sea tiene problemas financieros, a veces no hay para pagar la renta de la casa, a veces no hay cómo pagar la comida de la casa. Muchas veces hay desempleo, puede que usted esté muy tranquilo porque tiene un millón, dos millones, diez millones invertidos en una financiera y de pronto la financiera o el banco desaparecen, los accionistas se van con su plata y usted se queda en la vil calle. Y esto trae a la familia problemas.

Empiezan las discusiones. Empiezan los desacuerdos, las discusiones sobre las inversiones. Hay quienes están muy contentos en alguna colonia, y toman la decisión de trasladarse a otro lugar, donde las condiciones no son las mismas que en la otra casa y entonces empiezan los desacuerdos, los reclamos. A veces llegan problemas serios a los hogares, porque un hijo decide ir a estudiar, pero no a la Universidad de aquí, sino a la que está en Londres y allá se va, el euro para arriba el dólar para abajo, las libras esterlinas para arriba y el dólar para abajo. Y empiezan otra vez los problemas.

Hay familias que están muy a gusto cuando están los hijos, y cuando los hijos se van empieza el síndrome del nido vacío. Empiezan los reclamos, porque no tuvieron más hijos. Empiezan los desacuerdos, conflictos, enfermedades. Cuando uno menos se lo imagina llegan los problemas. Llega la muerte. Cuando usted ya había pagado la primaria, la secundaria e iba a la mitad de la universitaria se muere el muchacho. Tanto que puso usted en él, no sólo dinero, amor, cuidados y ahora se muere en un accidente, usted no quería matar a su hijo, pero le compró una moto y   él agarró la moto y pensó que era indestructible y se mató. O le compró un carro y en ese carro agarró unas velocidades increíbles como todo joven y se fue a matar. La muerte llega a nuestros hogares y nos causa problemas.

¿Tiene en su familia a alguien que tiene mal carácter? Los hijos en la casa regresan del colegio con su mochila, la tiran por ahí, el suéter por allá, los tenis por allá. Viene usted y le pregunta ¿Cómo te fue hijo? Y le contesta con un monosílabo. No saludan, gruñen. Usted se esforzó por prepararle el almuerzo para que el hijo lo disfrute. Gruñe. A veces hay hijos o hijas más abusivos que contestan: “A usted que le importa”. Hijos enojones, bravos. Nueras malcriadas y agresivas. Serios problemas llegan a los hogares de todo tipo que causan conflictos. ¿Conocen usted a alguna familia donde el esposo engañó a la esposa? ¿Qué pasa cuando el  esposo engaña a la esposa? ¿Cómo se pone la esposa? ¿Feliz, contenta?

¿Cuántas personas saben cuánto gana su esposo? Qué difícil es que el esposo le diga exactamente lo que gana. Hay pobres señoras que siguen recibiendo el mismo gasto de hace quince años. Por otro lado, también, hay señoras que ganan bien y el esposo ni enterado. Él sin ni un centavo y ella con todo.

Juegos de Azar. Esos juegos de la ruleta, de la lotería. Hay gente que se va a los juegos y pierden todo el dinero, hay quienes pierden la casa, pierden la finca, pierden el carro, pierden todo, se vuelven adictos y eso trae conflictos. Alcoholismo, hay esposas que son más alcohólicas que sus esposos, tienen su closet lleno de botellas. Hay problemas de alcoholismo, hay hijos con alcoholismo, hay  abuelitos con alcoholismo, hay esposos con alcoholismo. Eso trae muchos problemas. Hay muchos matrimonios que colapsan porque tienen problemas. Al final se divorcian y la razón principal que dan es incompatibilidad de caracteres, lo curioso es que se casaron siendo incompatibles, ¿qué compatibilidad puede haber entre una mujer de Huehuetenango con un  esposo de la zona 5, o con un joven de Petén y una señorita de la zona 3 o con un joven de alta alcurnia y una señorita de modesta familia? Pero se enamoran, se casan, aún siendo diferentes.

Nosotros muchas veces, a pesar de las diferencias, nos reunimos, sin embargo, después de los problemas nos separamos y nos divorciamos. Y es porque estamos sufriendo incompatibilidad. Cuando usted esté pensando en casarse, mire bien, vaya a la  casa de su amiga, mire como se comporta ahí en la casa, Mire si respeta a sus papás, porque si no respeta a sus papás tampoco lo va a respetar a usted. Mire si ella ayuda para poner o quitar la mesa o por lo menos muestra cierta intención, porque si no usted va a ser el encargado de poner y quitarla. Si puede eche una miradita al dormitorio de la muchacha, si está ordenadito, tiene usted esperanzas, si está todo amontonado, prepárese.

Igual jóvenes señoritas observen a sus novios. Aquel novio que se echa sus traguitos de soltero va a ser un borracho de casado. Aquel novio que de soltero le da un empujoncito, la va a somatar de casada. Aquel novio que nunca tiene dinero para pagar la cuenta en el restaurante, prepárese, usted lo va a mantener toda la vida. Observe antes para que luego pueda casarse convencido y convencida de que va bien.

Si usted tiene problemas en el hogar, no se extrañe, todos tenemos problemas. Hay problemas de todo tipo. Hay jovencitos que a veces prefieren estar en cualquier lado, hasta en las maras, porque en su casa lo que hay son conflictos, discusiones continuas, problemas y dificultades. Por eso es importante que aprendamos a lidiar bien con las dificultades, pero ¿cómo lidiamos con las dificultades en el hogar? La Biblia nos da algunos buenos consejos y bien prácticos. En 1 Pedro 3:1 Así mismo, esposas, sométanse a sus esposos (les cuestas a las señoras, si usted no quiere tener dificultades tiene que tomar una actitud correcta), de modo que si algunos de ellos no creen en la palabra, puedan ser ganados más por el comportamiento de ustedes que por sus palabras, al observar su conducta íntegra y respetuosa. Que la belleza de ustedes no sea la externa, que consiste en adornos tales como peinados ostentosos, joyas de oro y vestidos lujosos. Que su belleza sea más bien la incorruptible, la que procede de lo íntimo del corazón y consiste en un espíritu suave y apacible. Ésta sí que tiene mucho valor delante de Dios.

Pedro dice que si usted tiene un esposo no creyente, señora, no lo va a convertir con mensajitos que usted le ponga en el  sándwich que lleva al trabajo. Usted puede hablarle de Cristo todo el tiempo, usted puede ponerle cassettes, discos, puede predicarle, pero ¿qué espera ese esposo para que convertirse a Cristo? Que usted tenga una conducta suave y apacible. Ahora ¿Cómo se conduce usted señora con su esposo? ¿Es suave y apacible o es un tornado en persona, un huracán caminando, es un terremoto o cada vez que usted abre la boca tiembla todo el mundo?

Los esposos que tienen esposas no creyentes, igual. Tienen que lograr que vengan al conocimiento del Señor por su conducta. Dice el versículo 7 De igual manera, ustedes esposos, sean comprensivos en su vida conyugal, tratando cada uno a su esposa con respeto, ya que como mujer es más delicada, y ambos son herederos del grato don de la vida. Así nada estorbará las oraciones de ustedes. Hay señoras que les pegan a sus maridos. Hay que ser respetuosos, tanto él como ella. Pero aquí dice Pedro la mujer es más delicada, aunque sea boxeadora. La versión del 60 dice vaso más frágil, Los hombres debemos ser comprensivos. Ahora, el versículo 8 de 1 Pedro 3 tiene un tesoro de lección dice: En fin, vivan en armonía los unos con los otros.

¿Cómo lidiar con las dificultades? Buscando la armonía. ¿Qué significa armonía? Es la combinación de sonidos diferentes, pero acordes. Hoy escuchamos aquí sonidos diferentes, teclado, guitarra, batería, otros montón de bongoes y montó de aparatos, todos diferentes, pero ¿por qué sonaron bien? Porque aunque son instrumentos diferentes están acordes, están en armonía. Es la acertada combinación de palabras, acentos y pausas del lenguaje que hacen que resulten gratos al oído. A ver ¿qué es lo que más destacada de don Juan Tenorio? ¿Por qué don Juan Tenorio tenía siempre el montón de enamoradas y a las mujeres les gustaba estar con don Juan Tenorio y a él le gustaba tener una y otra? ¿Dónde estaba el secreto? El hablar. Cuando usted tiene una buena manera de hablar a una mujer, a ella le gusta. Las mamás dicen “Hija, tenga cuidado, que no le endulcen el oído, porque por el oído empieza el marido”. ¿Dónde fue que Eva cayó, en qué momento cayó Eva? Cuado la serpiente le habló y Eva puso oído.

Las palabras que usamos para comunicarnos son claves. Por eso se dice  comúnmente que hay personas que tienen boca de calcetín, porque cada vez que la abren meten la pata. A veces se escapan algunas palabras y cuando siente, su esposa se ofendió. Qué difícil es señora cuando usted le dice a su esposo algo ofensivo. Tenga cuidado. A veces tenemos una habilidad para decir las  cosas con sarcasmo. Por eso es necesaria la armonía. Vivan en armonía, como dice Pedro. Porque si usted vive en armonía la va a pasar muy bien. Vivan en armonía los unos con los otros, como dice la Biblia compartan penas y alegrías, practiquen el amor fraternal, sean compasivos y humildes. No devuelvan mal por mal ni insulto por insulto; más bien, bendigan, porque para esto fueron llamados, para heredar una bendición.

Cuando usted con su esposa se pelean, discuten, se ofenden, se tiran chifletas, indirectas, se dicen cosas feas y luego se sientan a comer ¿Cómo se sienten para comer en ese momento? No hay apetito. Por eso dice la Biblia que hay que buscar la concordia, vivan en armonía como dice Pedro. Concordia, instrumentos diferentes pero acordes, ponerlos de acuerdo. Vea lo que dice Amós 3:3 ¿Pueden dos caminar juntos sin antes ponerse de acuerdo? ¿Cuál es la respuesta? ¿Pueden? No. Hay que ponerse de acuerdo en muchas cosas, en la vida sexual que van a llevar, porque hay señoras que dicen: aquí sólo los viernes nada más. Y después los viernes santos. Tienen que ponerse de acuerdo en su vida sexual, tienen que ponerse de acuerdo en el manejo del dinero. ¿Quien administra? Pónganse de acuerdo.

Es importante ponerse de acuerdo. Cuando están de acuerdo ustedes, el mundo se les puede venir encima y van a poder permanecer. Hay que ponerse de acuerdo para vivir bien. Tenemos que aprender a lidiar con nuestras dificultades siguiendo el ejemplo de Cristo. Cuando leemos en 1 Pedro 2:21-24 Para esto fueron llamados, porque Cristo sufrió por ustedes, dándoles ejemplo para que sigan sus pasos. Él no cometió ningún pecado, ni hubo engaño en su boca. Cuando proferían insultos contra él, no replicaba con insultos, cuando padecía, no amenazaba, sino que se entregaba a aquel que juzga con justicia.  Él mismo, en su cuerpo, llevó al madero nuestros pecados para que muramos al pecado y vivamos para la justicia. Por sus heridas ustedes han sido sanados. El ejemplo para que nosotros podamos lidiar bien con las dificultades en el hogar, es imitar a Cristo. Cuando lo maltraten no responda con mal trato. Venza con el bien el mal, la blanda respuesta aplaca la ira. Y el mejor ejemplo es Cristo Jesús.

Escuche

La fe viene por el oir…