Enviar a un Amigo  Imprimir 

Armenio Pérez fue invitado muchas veces por un amigo para asistir a un retiro espiritual de hombres, pero él siempre lo rechazó. No fue sino hasta que a raíz de una enfermedad muy grave, Armenio tuvo un accidente que le dificultaba caminar mucho. El dolor que sentía era muy fuerte pero decidió asistir a un retiro espiritual para hombres.

El día del retiro, Armenio llegó preparado para que, según él, fuera su último día. En la primera prédica del retiro, Armenio estaba sentado en las últimas filas y al momento del llamado al arrepentimiento, se puso de pie y empezó a caminar al frente. Por el dolor que sentía, el trayecto de pocos metros se hizo eterno para Armenio, sin embargo llegó al frente y entregó su vida a Dios.

Esa noche, su salud se complicó, tanto que antes de dormir, Armenio llamó a su esposa para despedirse, porque sentía que esa noche se iba a morir. Le dio indicaciones de qué hacer con sus pertenencias, le dijo un último “te amo” y se fue a acostar. Estaba tan grave que un médico que asistió al retiro se quedó con él toda la noche, velando por cualquier emergencia.

Dios obró un milagro en la vida de Armenio, no solo lo sanó de la enfermedad que le causaba dolor al caminar, sino también su vida fue restaurada.

Ahora Armenio es un miembro activo en La Fráter y sirve como encargado de mesa en la Facultad de la Fe y Liderazgo.

Asiste a un retiro espiritual de hombres, donde, durante dos días, tu vida será transformada por la Palabra de Dios. El valor del retiro es de Q375 y puedes inscribirte en www.fraterticket.com, en los Centros de Información en los horarios de servicios y entre semana en la Fráter Librería.