Martes 25 de Abril de 2017

¿Qué nos caracteriza?

El amor

Nos caracteriza el amor por Dios y por el prójimo. En la Fráter sin importar nuestra raza o condición económica, todos somos uno en Dios. Nos une nuestra fe y eso basta y sobra. Inspirados por el amor de Dios, reflejamos Su amor por los demás, al compartir nuestra fe y ayudarnos unos a otros a vivirla. Celebramos juntos en las buenas y lloramos y nos apoyamos juntos en las malas. El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor. Es este amor el que hace que todos los miembros de la Fráter, seamos humildes como Jesús y consideremos en todo tiempo a los demás, como superiores a nosotros mismos.

 

El poder

Nos caracteriza el poder. Un poder que no es nuestro. Dios prometió que recibiríamos poder cuando recibiéramos al Espíritu Santo. Aquel que Jesús nos dio cuando resucitó al tercer día. Ese poder que viene de la presencia de Dios en nuestras vidas, nos respalda cuando testificamos el evangelio de Jesús en todo tiempo y lugar. Es ese poder el que transforma la vida de todo pecador, le declara justo y le permite nacer a una nueva vida en Dios. Poder que sana enfermos, transforma vidas y nos da una vida eterna. Poder que nos permite hacer grandes cosas a través de hombres pequeños. Poder que nos ha permitido hasta el día de hoy, lograr todo lo que tenemos.

 

El orden

Nos caracteriza el orden. Nuestro sello en todo lo que hacemos es la excelencia. Ese deseo continuo por querer hacer las cosas cada vez mejor. Orden y puntualidad en nuestras reuniones, orden en todo lo que hacemos. No improvisamos nada, todo lo planificamos y lo hacemos como para Dios, en el nombre del Señor Jesús y de buena gana. Vivimos un orden en nuestras vidas y en nuestras reuniones congregacionales, todo basado en lo que enseña la Biblia.